Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 27 agosto 2012
Medicina

Posible nuevo tratamiento para reducir las cicatrices

Una nueva investigación sugiere que aplicar sobre la piel un antagonista del receptor A2A de adenosina podría disminuir de manera significativa el tamaño total de una cicatriz, y mejorar la calidad de la piel presente en ella.

Las cicatrices muy marcadas, como las producidas por una operación de cirugía o por heridas de un accidente, pueden ser perjudiciales para el cuerpo y también para el bienestar mental de la persona.

Esta nueva investigación, realizada por científicos de la Universidad de Nueva York, ofrece una nueva estrategia para reducir o eliminar las cicatrices en la piel. Específicamente, los científicos han logrado determinar cómo agentes que bloquean los receptores de adenosina pueden ser aplicados de manera tópica a heridas que están sanando para hacer que se reduzca el tamaño de las cicatrices y se produzca una piel más parecida a la original.

El equipo del Dr. Bruce N. Cronstein espera que los resultados de este estudio puedan conducir a nuevos agentes que reduzcan las cicatrices y la desfiguración producidas por quemaduras, heridas, o incluso enfermedades que destruyen la piel, y que proporcionen una mejor calidad de vida para las personas afectadas.

La adenosina es una sustancia generada a partir del ATP (trifosfato de adenosina), el cual es usado por el cuerpo para proporcionar energía a los músculos.

Cuando la piel u otros tejidos resultan heridos, el ATP se escapa de las células dañadas y se convierte luego en adenosina que estimula la curación. Las cicatrices se forman cuando se sigue produciendo adenosina en el sitio de la herida después de que la lesión ya se ha curado, lo cual produce cicatrices más grandes y gruesas que lo necesario para cerrar la herida.

Para estudiar la posibilidad de reducir el tamaño de las cicatrices, Cronstein, Miguel Pérez Aso y Luis Chiriboga estudiaron heridas en la espalda de ratones. Después de que las heridas se cerraban, se les aplicaba el antagonista del receptor A2A de adenosina. Los investigadores constataron que esta sustancia impedía que el tejido cicatricial creciera en exceso en los ratones tratados.

La gran mayoría de las cicatrices son poco o nada perceptibles. Sin embargo, tal como acota el Dr. Gerald Weissmann, redactor jefe de la revista de la Federación de Sociedades Estadounidenses de Biología Experimental (FASEB), donde se ha publicado un informe técnico sobre el hallazgo, en algunos casos, las cicatrices pueden desfigurar gravemente al cuerpo y causar un importante daño psicológico a la persona. Encontrar vías de prevenir las cicatrices después de una operación de cirugía o de sufrir heridas graves tiene el potencial de mejorar la calidad de vida de las personas que sufren tales adversidades.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress