Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 8 octubre 2012
Neurología

Convertir ondas cerebrales en música

Enviar por email

El neurofisiólogo David Sulzer recibió sus primeras lecciones de piano a la edad de 11 años, y contando con 15 años ya tocaba el violín y la guitarra en pequeños locales públicos. Más tarde obtuvo renombre local como fundador del Soldier String Quartet, un cuarteto de cuerdas, y la Thai Elephant Orchestra, una orquesta de elefantes real en el norte de Tailandia.

Sin embargo, fue sólo después de su llegada a la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York, institución en la que es profesor, cuando el músico, convertido en científico, se embarcó en la que quizás sea su aventura musical más exótica: usar un ordenador para convertir en música los patrones espontáneos de sus ondas cerebrales.

Con la ayuda de Brad Garton, director del Centro de Música Computerizada de la citada universidad, Sulzer ha interpretado su música vanguardista basada en ondas cerebrales en recitales sin acompañamiento y en conciertos con grupos musicales.

La primavera pasada, Sulzer presentó un pieza musical titulada "Reading Stephen Colbert" ("Leyendo a Stephen Colbert") en un acto público en la ciudad de Nueva York patrocinado por la Universidad de Columbia y el Instituto de Investigación y Coordinación entre Acústica y Música (IRCAM, por sus siglas en francés), un centro pionero con prestigio mundial, ubicado en París.

Sulzer, que es profesor en los departamentos de Psiquiatría, Neurología y Farmacología de la citada universidad, llevaba electrodos colocados en su cuero cabelludo para medir fluctuaciones de voltaje en su cerebro mientras estaba sentado en una silla leyendo un libro escrito por el mencionado humorista. Esas fluctuaciones eran suministradas a un programa informático creado por Garton que las transformaba en notas musicales.

"Traté de olvidar que estaba delante de la gente y ésta pudo ver mis ondas cerebrales en una pantalla y escuchar la música mientras yo leía el libro", recuerda Sulzer. "Por suerte, el libro era divertido y me reí, lo cual hizo variar la música".

El Proyecto de Música por Ondas Cerebrales surgió por una convocatoria hecha en 2008 por un centro de la Universidad de la Ciudad de Nueva York para disertar sobre cómo el cerebro interpreta el ritmo. Sulzer, cuyo principal tema de investigación es la transmisión química de señales cerebrales y la neurociencia de los trastornos neurológicos y psiquiátricos, había oído noticias sobre la medición de ondas cerebrales de percusionistas que tocaban juntos, mediciones hechas usando electroencefalografía (EEG), una técnica que mide la actividad eléctrica en el cerebro. Cuanto más rato tocaban juntos los percusionistas en sesiones de improvisación, más sincronizadas comenzaban a estar sus ondas cerebrales. ¿Por qué no ver si los músicos podían utilizar sus propias ondas cerebrales para crear juntos nuevas piezas musicales?

Sulzer le preguntó a Garton, quien había pasado su juventud en la escena musical neoyorquina y había seguido la carrera anterior del neurocientífico con el Soldier String Quartet, si conocía a alguien que pudiera estar interesado en ayudarlo a desarrollar un software para sus experimentos de lectura de ondas cerebrales. Garton se ofreció a hacerlo él mismo.

[Img #10201]"Yo sabía lo relativo a síntesis digital y audio, él tenía los conocimientos de neurotecnología y ondas cerebrales. Fue la combinación perfecta", valora Garton.

Cuando las neuronas están activas, se comunican con las células a su alrededor emitiendo picos eléctricos que varían en frecuencia y amplitud. Un estímulo sensorial individual causa que un conjunto de neuronas emita impulsos, lo cual a su vez excita a las neuronas alrededor de ellas y da lugar a una reacción en cadena de emisión neuronal de impulsos que se extiende por el cerebro como una onda en un estanque al que se ha tirado una piedra.

El método preparado por Garton y Sulzer permite tomar esas señales, digitalizarlas y luego convertirlas en señales en el ordenador que controlan el sonido. "Un proyecto en el que se puede crear sonido con sólo pensar en ello es fabuloso. Y muy divertido", comenta Garton.

Garton y Sulzer han probado varias maneras de crear música a partir de estas ondas. A veces programan que se toquen notas musicales específicas cada vez que los sensores de EEG detectan neuronas que están emitiendo señales con amplitudes o frecuencias específicas. Otras veces, asocian una serie de notas o sonidos pregrabados a determinados patrones neuronales.

Sulzer advierte que no se debe tomar demasiado en serio el proyecto. En sus palabras, es más bien una "herramienta didáctica", que por lo general acompaña a sus conferencias de divulgación científica sobre ondas cerebrales y función cerebral, o con las de Garton sobre música computerizada.

[Img #10091]

Sulzer se muestra escéptico en cuanto a que esta técnica llegue a obtener mejores piezas musicales que las que el cerebro ya es capaz de producir a través de las cuerdas vocales y los dedos. "Tratar de tocar música basada en ondas cerebrales es como tratar de tocar el piano con guantes de boxeo", sentencia. "El nivel de detalle que las tecnologías de escaneo cerebral actuales pueden obtener es simplemente demasiado tosco".

Convertir en música las señales de un electroencefalograma es algo que se ha hecho anteriormente mediante diversos procesos, con mayor o menor trascendencia pública. De entre estos pioneros, cabe citar por ejemplo al español Juan Monreal, médico y compositor, que a fines de la década de 1980 empleó electroencefalogramas como partituras musicales.

Más información




Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress