Miércoles, 14 noviembre 2012
Psicología

Avanzando en el enigma de los ruidos irracionalmente desagradables

Enviar por email

Hay sonidos que, sin ningún motivo racional aparente, les resultan particularmente desagradables a bastantes personas, como por ejemplo el chirrido de una tiza siendo restregada con excesiva fuerza sobre una pizarra, o el de un cuchillo siendo usado para intentar serrar con él una botella de cristal.

Las razones exactas de por qué resultan tan desagradables esos ruidos siguen sin ser conocidas, pero un nuevo estudio revela algunas peculiaridades sobre esos ruidos y sobre su percepción por la corteza auditiva del cerebro, que podrían poner a los psicólogos sobre la pista definitiva hacia una explicación completa.

En este estudio, realizado por científicos de la Universidad de Newcastle en el Reino Unido y el Centro de Neuroimaginología del Wellcome Trust en el University College de Londres, se ha desvelado una interacción entre la región cerebral que procesa el sonido (la corteza auditiva), y la amígdala, activa en el procesamiento de emociones negativas cuando oímos sonidos desagradables.

Cuando las personas sensibles escuchan uno de esos ruidos que tan desagradables les resultan, la amígdala modula la respuesta de la corteza auditiva intensificando la actividad y provocando una reacción negativa en el individuo.

El equipo de Sukhbinder Kumar y Tim Griffiths, ambos de la Universidad de Newcastle, usó resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI) para examinar cómo los cerebros de 13 voluntarios respondían ante una serie de sonidos. Escuchando los ruidos dentro del escáner, los voluntarios los evaluaron en distintas categorías, desde muy desagradable (en el caso del sonido de un cuchillo sobre una botella) hasta agradable (en el caso del burbujeo de agua). De este modo, los investigadores pudieron evaluar mejor la respuesta del cerebro ante cada tipo de sonido.

Los investigadores encontraron que la actividad de la amígdala y la corteza auditiva variaba en relación directa con cuán desagradables eran los sonidos para los sujetos. Esa parte emocional del cerebro, la amígdala, interviene en la modulación de la actividad de la parte auditiva del cerebro, de modo que la percepción de un sonido muy desagradable, como el del cuchillo sobre una botella, está realzada en comparación con un sonido relajante, como el burbujeo de agua.

[Img #10603]
El análisis de las características acústicas de los sonidos determinó que cualquier sonido en el rango de frecuencias entre alrededor de 2.000 y 5.000 Hz fue descrito como desagradable. Éste es el rango de frecuencias para el que nuestros oídos son más sensibles. Aunque todavía se debate mucho sobre por qué nuestros oídos son más sensibles en este rango, lo cierto es que esa gama de frecuencias incluye sonidos de chillidos, que la gente suele encontrar intrínsecamente desagradables.

Indagar en estas cuestiones no es sólo de interés para la ciencia pura. Un mejor conocimiento científico sobre la reacción del cerebro al ruido podría ayudar a desentrañar los mecanismos subyacentes en trastornos nerviosos caracterizados por la fobia enfermiza a sonidos de ciertos tipos, trastornos a veces presentes en el autismo. También podría abrir nuevas perspectivas de tratamiento para el tinnitus (enfermedad crónica, más o menos intensa, y que consiste en la percepción de un pitido o zumbido constante, a menudo agudo) y para aquellas migrañas en las que el ruido agudiza el malestar.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS