Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 13 diciembre 2012
Medicina

Resultados alentadores de un tratamiento precoz contra el autismo

Enviar por email

Una terapia aplicada lo antes posible a niños con trastornos del espectro autista ha logrado mejoras importantes en la conducta, la comunicación, y lo más sorprendente, en la función cerebral, a juzgar por los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut, Estados Unidos.

Estos resultados sugieren que los sistemas cerebrales que dan soporte a la percepción social experimentan una mejora significativa si se aplica lo más pronto posible esa terapia, desarrollada en la Universidad de California en Santa Bárbara. Este tratamiento incluye instruir a los padres y emplea el juego en sus ejercicios, siendo fácil de aplicar a niños menores de dos años.

Los trastornos del espectro autista son alteraciones neurobiológicas complejas que inhiben la capacidad de una persona para comunicarse y desarrollar relaciones sociales, y suelen ir acompañados de otros problemas de conducta. Hasta hace poco, el diagnóstico del autismo generalmente no se producía hasta que un niño tenía de tres a cinco años de edad, y los programas de tratamiento más temprano estaban orientados a este grupo de edad.

[Img #10994]El equipo del Dr. Fred Volkmar, que diagnostica a niños tan pequeños como de un año de edad, está trabajando con el citado tratamiento.

En el nuevo estudio, los investigadores usaron resonancia magnética funcional por imágenes (fMRI) para medir, por vez primera, cambios en la actividad cerebral después de que dos niños autistas de cinco años de edad recibieran el tratamiento PRT (Pivotal Response Treatment).

El equipo de Volkmar, Kevin A. Pelphrey y Pamela Ventola comprobó que los niños que recibieron este tratamiento mostraron mejoras en la conducta, siendo también capaces de hablar con otras personas. Además, la resonancia magnética por imágenes y el electroencefalograma revelaron una mayor actividad cerebral en las regiones que dan soporte a la percepción social.

Conviene matizar que aunque ambos niños recibieron el mismo tipo de tratamiento para el autismo, los resultados no fueron homogéneos porque los trastornos del espectro autista son polifacéticos y tienen un efecto particular en cada niño.

Dado que dos niños son pocos para extraer conclusiones sólidas, los investigadores ya han iniciado un estudio de los efectos cerebrales de la terapia con 60 niños.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress