Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 18 diciembre 2012
Ciencia de los Materiales

Imagen "fantasma" que surge de una placa transparente

Enviar por email

Se trata de una placa de plástico acrílico transparente, sin nada más alojado en su interior o impreso en su superficie. Colóquela en cierto ángulo entre una pared blanca y una fuente de luz, y, proyectada en la pared, aparece una imagen clara y coherente de un rostro, concretamente el de Alan Turing, el famoso matemático británico que, entre otras cosas, fue uno de los padres de la computación y un temprano forjador del concepto de la Inteligencia Artificial.

¿De dónde sale la imagen? Por supuesto, no hay nada de sobrenatural en su aparición, aunque el efecto es sin duda impresionante y puede provocar sustos en personas que ignoren la exótica cualidad oculta de placas como ésta.

Esta cualidad deriva de un fenómeno óptico natural y del relieve de la superficie de la placa, una combinación que unos investigadores en el Laboratorio de Geometría y Gráficos por Ordenador, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana en Suiza, han logrado controlar a voluntad.

Con la técnica desarrollada por el equipo de Mark Pauly, director del citado laboratorio, es posible componer cualquier imagen que se desee, desde formas simples tales como una estrella, hasta representaciones complejas tales como rostros o paisajes.

[Img #11060]
El efecto óptico, en su versión más común, es bien conocido y fácil de observar; un poco de luz solar que incide sobre una piscina con agua produce patrones que parecen bailar sobre los azulejos o paredes circundantes. Estas líneas ondulantes, y aparentemente aleatorias, son generadas por la luz que incide sobre la superficie en movimiento de una piscina o charco. Este efecto, que es muy móvil y dinámico en líquidos, produce patrones estáticos con materiales transparentes sólidos tales como el vidrio o el plástico acrílico transparente (más conocido como Plexiglás).

Científicamente, la refracción de la luz puede explicar este fenómeno. Cuando los rayos de luz inciden sobre una superficie transparente, continúan su trayectoria pero se doblan dependiendo de la geometría de la superficie y las propiedades ópticas del material. Por tanto, la luz que atraviesa el material no se distribuye uniformemente. Ésta se concentra más en ciertos puntos, formando algunas zonas más iluminadas y otras más oscuras.

Pauly y sus colegas estudiaron los principios de esta distribución, y lograron identificar las curvas y ondulaciones que necesitaría tener una superficie para dirigir los haces de luz hacia los puntos deseados. Después desarrollaron un algoritmo para calcular las trayectorias de manera muy precisa y así saber cómo formar una imagen específica.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress