Miércoles, 2 enero 2013
Medicina

Usar un virus canino como vehículo más eficaz de vacunas para humanos

Enviar por email

Un equipo de científicos que ha estado trabajando con el virus canino PIV5 ha llegado a la conclusión de que es factible usarlo como vector para todo tipo de patógenos contra los que es difícil vacunar. Estos expertos han desarrollado con esta técnica una vacuna aparentemente potente contra el virus H5N1 de la gripe aviar, y ya están trabajando en posibles vacunas contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria o paludismo.

Aunque inofensivo para los seres humanos, se cree que el virus canino PIV5 conocido, entre otros nombres, como virus de la parainfluenza canina, contribuye a infecciones respiratorias en los perros.

Los resultados obtenidos hasta ahora por el equipo de Biao He, profesor de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Georgia en Athens, Estados Unidos, hacen pensar que el citado virus canino podría ser la puerta hacia una nueva revolución en el desarrollo de vacunas para proteger al Ser Humano, permitiendo, entre otras cosas, defender a la humanidad contra enfermedades que pese a décadas de investigación no ha sido posible combatir con vacunas eficaces.

El PIV5 no causa enfermedad alguna en los humanos, ya que nuestro sistema inmunitario es capaz de reconocerlo y destruirlo. Al introducir antígenos de otros virus o parásitos dentro del PIV5, éste se convierte en un vehículo efectivo para exponer al sistema inmunitario humano a patógenos importantes, permitiéndole crear anticuerpos que lo protejan contra infecciones futuras.

[Img #11274]
Este enfoque no sólo asegura la completa exposición a la vacuna, sino que también es mucho más seguro porque no requiere el uso de agentes patógenos atenuados o debilitados. Por ejemplo, una vacuna contra el VIH mediada por PIV5 contendría sólo las partes del virus del VIH necesarias para crear inmunidad, haciendo imposible contraer el SIDA por culpa de la vacuna.

Utilizar virus como mecanismo de transporte de vacunas no es una técnica nueva, pero los anteriores esfuerzos se han topado con dificultades enormes. Si los individuos (humanos o animales) ya poseen una fuerte inmunidad contra el virus utilizado como vehículo, será improbable que la vacuna actúe, ya que será destruida por el sistema inmunitario con demasiada rapidez.

La inmunidad preexistente a ciertos virus es la principal razón por la que la mayoría de estas vacunas fallan. Pero en este último estudio, Biao He y sus colegas de equipo han demostrado que la inmunidad al PIV5 no limita su eficacia como mecanismo transportador de la vacuna, pese a que muchos animales, incluyendo al Ser Humano, ya llevan anticuerpos contra él.

En sus experimentos, los investigadores encontraron que la inoculación de una dosis única de PIV5 a ratones los protegió contra la cepa de influenza causante de la gripe estacional. Otra vacuna experimental de dosis única también protegió a los ratones contra el peligroso virus H5N1, conocido como la gripe aviar.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS