Miércoles, 16 enero 2013
Medicina

Aumentar la destreza manual en gente con ciertas lesiones medulares

Enviar por email

Usando formas de estimulación que no son invasivas, un equipo de investigación ha conseguido mejorar temporalmente la destreza manual de personas con lesiones de médula espinal. Los resultados son prometedores para el tratamiento de muchas personas que padecen de parálisis parcial debido a una lesión de médula espinal.

El nuevo concepto de tratamiento potencial es el resultado de sucesivos estudios, y destaca la importancia del tracto corticoespinal como un objetivo importante de tratamiento después de producirse una lesión de médula espinal. El tracto corticoespinal conduce impulsos desde la corteza motora del cerebro hasta la médula espinal y es una vía importante que contribuye al movimiento voluntario.

El equipo de Mónica Pérez y Karen Bunday de la Universidad de Pittsburgh, probó el nuevo método en 19 personas con lesión crónica de médula espinal cervical y en 14 personas sin lesiones. El tratamiento fue adaptado a cada individuo, y en él se usó estimulación magnética transcraneal aplicada a una parte específica de la corteza motora, en combinación con estimulación eléctrica de nervios periféricos ubicados en la muñeca.

Se aplicaron cien pares de pulsos de ambas clases de estimulación cada 10 segundos durante un período de cerca de 20 minutos, para producir descargas de actividad neuronal. Los resultados mostraron que el momento de llegada de esas descargas en la médula espinal era fundamental para el éxito del tratamiento.

[Img #11500]
Este protocolo de estimulación corto y no invasivo tiene el potencial de ser usado en el ámbito clínico como parte de un tratamiento de rehabilitación.

Cuando los pulsos de la corteza motora estaban sincronizados con precisión de tal modo que llegaban a la médula espinal uno o dos milisegundos antes que los pulsos del nervio periférico, se observó un aumento en la transmisión de la médula espinal y la activación motora voluntaria durante hasta 80 minutos.

Después de este tratamiento experimental, la mayoría de los participantes en el estudio pudo ejercer más fuerza con los músculos de sus manos. Este efecto se tradujo en una mayor destreza manual cuando a los participantes se les pidió agarrar y manipular pequeñas clavijas con los dedos índice y pulgar.

Pérez y Bunday están convencidas de que un uso más prolongado de esta técnica, o su combinación con otras estrategias de rehabilitación, puede mejorar sus beneficios terapéuticos. El método también podría ser usado en el tratamiento de otros tipos de trastornos motores que incluyen daños en el tracto corticoespinal.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS