Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 17 enero 2013
Robótica

Robots con capacidad para el engaño

Enviar por email

La conducta normal de los robots no incluye fingir. Un robot, ante la sospecha de estar siendo vigilado por personas no autorizadas o incluso enemigos, puede decidir si dirigirse o no a un escondrijo donde guarda algo que sus usuarios legítimos le han encargado mantener oculto. Pero ¿sería capaz de dirigirse a otro sitio sin ninguna finalidad más que la de fingir que ahí está el escondrijo?

En un trabajo de investigación y desarrollo que a muchas personas les traerá recuerdos de historias de ciencia-ficción sobre robots, un equipo de robotistas del Instituto Tecnológico de Georgia, Estados Unidos, ha desarrollado robots que son capaces de actuar del modo descrito.

Reproducir conductas humanas en robots es mucho más difícil que reproducir conductas animales. Por eso, los robotistas se han inspirado en patrones de comportamiento de ardillas y aves relacionados con el tipo de engaño expuesto al inicio de este artículo.

La investigación está financiada por la Oficina de Investigación Naval, del Departamento de Defensa de Estados Unidos, y la dirige el profesor Ronald Arkin.

[Img #11518]
El equipo de Arkin, Justin Davis y Jaeeun Shim escogió el rumbo de su investigación basándose en la conducta de ardillas que recogen bellotas y las almacenan en lugares específicos, patrullando luego por la zona donde tienen esos depósitos ocultos de provisiones, a fin de comprobar que siguen guardadas allí. Cuando aparece otra ardilla, con la intención de apoderarse de las provisiones, la propietaria cambia su comportamiento. En vez de acudir a los puntos donde tiene ocultas provisiones, va hacia lugares vacíos, tratando así de engañar a la intrusa.

Arkin y sus colegas han aplicado la misma estrategia a unos robots, con buenos resultados. El robot "propietario" atrajo al robot "ladrón" a ubicaciones falsas, retrasando así de manera crítica el descubrimiento por este último de los recursos protegidos por el primero.

"Esta aplicación podría ser utilizada por robots que custodien municiones u otros suministros en el campo de batalla", explica Arkin. "Si un enemigo estuviera presente, el robot podría cambiar su estrategia de patrullaje para engañar a humanos o a otras máquinas inteligentes, ganando tiempo hasta que llegasen los refuerzos".

Información adicional

Video



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress