Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 25 enero 2013
Paleontología

Primer caso de identificación de sexo en un ave prehistórica

Un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto cómo determinar el sexo en un pájaro fósil de hace más de 125 millones de años. "Se trata de un estudio que abre un camino sin precedentes para comprender las estrategias de vida de las primeras aves”, según señala Jesús Marugan-Lobón, profesor de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en España, y coautor del trabajo.

“Nuestro trabajo arroja una importante luz sobre la biología y la fisiología de las aves tempranas y evidencia la necesidad de comprender con mucho más detalle el origen de las aves”, declara Anusuya Chinsamy-Turan, de la Universidad de Ciudad del Cabo y directora de la investigación.

La investigación se basó en el estudió de más de 100 ejemplares del pájaro Confuciusornis sanctus procedentes de rocas depositadas en los fondos de lagos del pasado, en lo que hoy día es el Noreste de China, en la provincia de Liaoning, una región que durante el Mesozoico estaba dominada por los dinosaurios.

Dichos ejemplares se destacan por una excepcional preservación que permite identificar marcadas diferencias en el plumaje. Entre estas diferencias, resalta el hecho de que sólo algunos presentan plumas ornamentales de la cola, a veces incluso tanto o más largas que el cuerpo. A pesar de que esto había sido interpretado como una primera evidencia de cortejo en el registro fósil, la idea de que las aves macho Confuciusornis tenían plumaje ornamental y las hembras no, no había sido demostrada hasta ahora.

La evidencia para comprobar esta hipótesis ha sido dada por un tipo de hueso denominado ‘hueso medular’, cuya presencia es característica en hembras reproductoras de ave. Haber encontrado este tejido en un espécimen que carecía de plumas ornamentales, permitió a los investigadores comprobar de forma definitiva cuáles de los ejemplares de Confuciusornis sanctus son machos y cuáles son hembras.

[Img #11650]“Al igual que los pollos actuales, las hembras de Confuciusornis depositaban este tipo especial de hueso dentro de sus huesos largos, por ejemplo el fémur o el humero, para después poder utilizarlo como reservorio de calcio y así poder mineralizar las cascaras de los huevos”, explica Chinsamy-Turan.

El estudio, además, ha evidenciado que las hembras de las primeras aves utilizaban esencialmente la misma estrategia fisiológica a la hora de reproducirse que las hembras de aves actuales. Sin embargo, los resultados sugieren que en el pasado la madurez sexual se alcanzaba en un momento de la vida totalmente distinto.

“Ahora sabemos que las aves primigenias comenzaban a reproducirse mucho antes de haber terminado de crecer, lo que contrasta con las aves modernas, las cuales comienzan a reproducirse sólo cuando ya han terminado de crecer”, subraya Chiappe.

En consecuencia, este estudio asemeja la estrategia reproductiva de las primeras aves a la de sus parientes los dinosaurios.  

Los fósiles estudiados forman parte de la colección del Museo de Historia Natural de Dalian, en el Noreste de China. Fueron excavados de rocas que se formaron en fondos de lagos en las cercanías de bosques muy frondosos y rodeados de volcanes. Posiblemente múltiples erupciones volcánicas provocaron mortalidades en masa de aves, así como de otros muchos animales, cuyos cuerpos quedaron enterrados en los fondos de los lagos. Esto, además de ayudar a fosilizar los esqueletos, también favoreció la exquisita preservación de plumas y otros tejidos blandos presentes en estos fósiles.

El trabajo se publica en la revista Nature Communications y también lo firman Luis Chiappe, director del Dinosaur Institute del Museo de Historia Natural de Los Angeles (EE.UU.), y las paleontólogas Gao Chunling y Zhang Fenjiao, del Museo de Historia Natural de Dalian (China). (Fuente: Universidad Autónoma de Madrid)



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress