Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 12 febrero 2013
Microbiología

El hongo de la penicilina es capaz de reproducirse sexualmente

Hace cerca de un siglo, Alexander Fleming demostró la formación de penicilina en el Penicillium chrysogenum. La creencia generalizada ha sido que ese hongo sólo se reproduce asexualmente mediante esporas.

Un equipo internacional de investigadores liderado por Ulrich Kück y Julia Boehm de la Universidad del Ruhr en Bochum, Alemania, ha demostrado ahora por vez primera que el hongo también tiene un ciclo sexual, es decir, dos "géneros".

Hasta la fecha, no hay ningún otro productor conocido del antibiótico penicilina. Debido a ello, cualquier descubrimiento científico que permita conocer mejor al hongo, puede tener consecuencias positivas para la ciencia médica.

De hecho, mediante la reproducción sexual del P. chrysogenum, el equipo de la citada universidad, la compañía Sandoz GmbH e instituciones en Gotinga (Alemania), Nottingham (Inglaterra), y Kundl (Austria), ya ha generado cepas del hongo con nuevas y relevantes propiedades biotecnológicas, como una elevada producción de penicilina sin la presencia contaminante de la crisogenina.

No sólo animales y plantas, sino también muchos microorganismos como hongos y algas pueden reproducirse sexualmente. La ventaja: las progenies poseen una combinación de genes de ambos participantes en el apareamiento, adquiriendo así nuevas cualidades. La reproducción sexual en hongos, sin embargo, no es la regla.

[Img #11948]
El equipo de investigación analizó la actividad de todos los aproximadamente 12.000 genes del Penicillium chrysogenum. El resultado: Los genes sexuales controlan la actividad de genes biológicamente relevantes, como por ejemplo, los que permiten la producción de penicilina.

La misma situación podría darse en otros hongos, como el Penicillium citrinum y el Aspergillus terreus que producen estatinas usadas para disminuir el colesterol, o el Penicillium brevicompactum y el Tolypocladium inflatum, que producen inmunosupresores empleados en trasplantes de órganos.

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress