Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 8 marzo 2013
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (45): Relay

Relay

Satélite; País: EEUU; Nombre nativo: Relay

Aunque la NASA realizó diversos experimentos sobre comunicaciones espaciales con satélites pasivos a principios de los años 60, pronto resultó evidente que el futuro radicaría en los satélites activos, los cuales serían capaces de recibir las señales, procesarlas y reenviarlas, y no sólo reflejarlas como hacían aquellos.

La posición ideal para un satélite de comunicaciones activo era una órbita geoestacionaria, a 36.000 Km de distancia de la Tierra, lo que garantizaría un giro alrededor del planeta con un período de 24 horas, y por tanto permanecer continuadamente sobre un punto fijo del ecuador terrestre. Sin embargo, a principios de los años 60 la potencia de los cohetes era muy limitada y no eran capaces de enviar a este tipo de trayectoria a un satélite equipado para la tarea. El desarrollo de las herramientas necesarias para alcanzar una órbita sincrónica quedó en manos del Departamento de Defensa (programa Advent), de modo que la NASA se dedicó a una alternativa provisional: situar a estos satélites en órbitas bajas e intermedias. Los vehículos se moverían rápidamente sobre el cielo y no permitirían conexiones continuadas, pero sí permitirían hacer experimentos de comunicaciones y verificar la tecnología implicada.

El 21 de noviembre de 1960, la NASA dio a conocer un informe en el que manifestaba su disposición a desarrollar este tipo de satélites activos. Unos días más tarde, contrató a la compañía Space Technology Laboratories para que diseñara de forma preliminar un sistema con posibilidades de comercializarse en el futuro. Este fue el origen del programa Relay.

[Img #12412]
El 13 de enero de 1961, el Goddard Space Flight Center delimitó las especificaciones técnicas para el futuro satélite de comunicaciones de baja altitud. El proyecto fue bautizado oficialmente como Relay el día 25, al mismo tiempo que se informaba a la industria de los requerimientos para su construcción. En febrero, la NASA firmaba acuerdos con británicos y franceses para el ensayo de los Relay (y de los Echo). A finales de año, Alemania Federal comunicaba también su intención de cooperar, construyendo una estación receptora cerca de Múnich, que se utilizaría tanto para los Relay como para los Telstar.

Por fin, el 18 de mayo de 1961, la agencia contrataba a la compañía RCA para la construcción de tres satélites. El objetivo del programa sería demostrar la posibilidad de llevar a cabo comunicaciones transoceánicas, medir la radiación en su ruta orbital, y evaluar el daño producido por ésta a los equipos. En este sentido, además de su carga de comunicaciones, los Relay llevarían varios instrumentos medidores. RCA diseñó los satélites con un alto grado de redundancia, duplicando sus circuitos para asegurar su funcionamiento en caso de problemas.

El satélite tendría casi todo su cuerpo cubierto por células solares. Mediría 0,74 metros de diámetro máximo y 1,3 metros de alto, incluyendo un mástil de 0,46 metros en un extremo. Entre el instrumental estaban el repetidor de microondas, un monitor de radiación para levantar un mapa de los cinturones terrestres, y sensores para evaluar el daño sobre los diodos y las células solares.

[Img #12413]El repetidor de microondas debía recibir las señales desde una estación emisora, amplificarlas y procesarlas, y finalmente reenviarlas para su recepción en otro punto del globo. La NASA preparó estaciones en varios lugares de Estados Unidos, como Andover, Mojave y Nutley, y también en Fucino (Italia), Goonhilly Downs (Inglaterra), Pleumeur-Bodou (Francia), Río de Janeiro (Brasil), Raisting (Alemania) e Isbaraki (Japón). Los experimentos serían coordinados a través de un comité especial.

El primer Relay, de 78 Kg de peso, fue lanzado mediante un cohete Delta-B el 13 de diciembre de 1962, en dirección a una órbita elíptica (1.300 Km por 7.400 Km). Para estabilizarse en ella, el vehículo giraría sobre sí mismo a una velocidad de 167,3 rpm. Al principio, sin embargo, el Relay-1 experimentó problemas eléctricos, que desembocaron en una excesiva descarga de sus baterías, y que se localizaron en un regulador del voltaje en el repetidor. Los controladores apagaron dicho repetidor y empezaron a usar el de reserva, que funcionó perfectamente. Su tarea sería recibir señales en una frecuencia de 1725 MHz y transmitirlas en los 4170 MHz, gracias a su tubo de 10 vatios. El sistema tenía un ancho de banda capaz de transmitir 300 conversaciones telefónicas en un único sentido, 12 en los dos sentidos, ó 1 canal de televisión. Tras dos primeras semanas poco útiles, el satélite comenzó a trabajar sin dificultades, de manera que en marzo de 1963 había cumplido todos sus objetivos. El Relay-1 pudo entonces empezar a ser usado para pruebas de transmisión televisivas, que incluyeron la primera entre Japón y Estados Unidos en noviembre. En diciembre, se ordenó el apagado de su repetidor para evitar interferencias con el Relay-2, que sería lanzado a principios de 1964. Sin embargo, no aceptó la orden y siguió operando hasta el 10 de febrero de 1965, aunque de forma discontinua.

En total, el Relay-1 llevó a cabo 172 demostraciones con éxito, además de acumular información sobre el entorno de radiación y sobre el funcionamiento de sus sistemas, datos que eran transmitidos a través de la telemetría.

[Img #12414]
Su sucesor partió al espacio el 21 de enero de 1963, a bordo de otro Delta-B, desde Cabo Cañaveral. El Relay-2 había recibido algunas mejoras, sobre todo en las células solares, en sus sistemas eléctricos, en sus repetidores y en su escudo contra la radiación. Pesó 85,3 Kg. Ocho días después de su lanzamiento, iniciaba sus demostraciones técnicas, permitiendo la recepción en Estados Unidos de imágenes de la Apertura de  los juegos Olímpicos de Invierno que se estaban celebrando en Austria. También se hicieron pruebas de envíos de señales de teletipo y digitales. Se totalizaron 95 demostraciones y 1.500 pruebas técnicas. Finalmente, fue retirado en septiembre de 1965, aunque continuó siendo utilizado para transmisiones esporádicas hasta que el segundo y último de sus repetidores dejó de operar correctamente el 9 de junio de 1967.

El Relay-2 no sería seguido por un tercer ejemplar, a pesar de que se había construido un vehículo de reserva. El 25 de febrero de 1964, el Goddard Space Flight Center anunció que ya estaba satisfecho con los resultados obtenidos (también con los del programa Syncom), por lo que no sería necesario lanzarlo.

Al finalizar su carrera, los Relay se habían convertido ya en parte fundamental de la historia de las comunicaciones por satélite.

Nombres

Lanzamiento

Hora (UTC)

Cohete

Polígono

Identificación

Relay-1 (A-15)

13 de diciembre de 1962

23:30:01

Delta-B (D15)

Cabo Cañaveral LC17A

1962-Beta Upsilon 1

Relay-2 (A-16) (Relay-B)

21 de enero de 1964

21:14:59

Delta-B (D23)

Cabo Cañaveral LC17B

1964-3A






Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress