Jueves, 14 marzo 2013
Medicina

Lactobacillus reuteri, ¿un probiótico para tratar la osteoporosis?

Enviar por email

En lo que podría constituir un paso inicial hacia nuevos tratamientos para las personas con osteoporosis, unos científicos han comprobado que un suplemento probiótico natural puede ayudar a que en ratones macho los huesos gocen de mejor salud. Extrañamente, eso no sucede con los ratones hembra.

Los probióticos son microorganismos que pueden ayudar a equilibrar el sistema inmunitario.

La inflamación en el intestino puede causar pérdida de masa ósea, aunque no está claro exactamente por qué. El citado probiótico, Lactobacillus reuteri, puede mejorar la densidad ósea.

Para el estudio, el equipo de Laura McCabe, en la Universidad Estatal de Michigan, suministró Lactobacillus reuteri a ratones, mediante la dieta.

A través de la fermentación de los alimentos, los humanos hemos estado ingiriendo bacterias que clasificamos como probióticos, durante miles de años, tal como señala Robert Britton, coautor del estudio y profesor en el Departamento de Microbiología y Genética Molecular de la citada universidad. Hay evidencias de que esta bacteria, como especie, ha evolucionado conjuntamente con los humanos. En su forma actual, es autóctona de nuestro tracto intestinal, y carecer de ella nos puede causar problemas de salud.

En el estudio, los machos de ratón mostraron un aumento significativo en la densidad ósea después de cuatro semanas de tratamiento. Ese efecto no se produjo cuando los investigadores repitieron el experimento con hembras de ratón, una anomalía que ahora están investigando.

[Img #12505]
Mucha gente en el mundo padece de osteoporosis, o baja densidad ósea, y la cifra sigue aumentando. Sólo en Estados Unidos, se estima que para el año 2020, la mitad de todos los habitantes de esa nación con más de 50 años de edad tengan esa clase de problemas de salud. Cerca de una de cada dos mujeres, y uno de cada cuatro hombres mayores de 50 años, sufre una fractura ósea por culpa de la osteoporosis.

El uso de fármacos para evitar la pérdida de masa ósea en pacientes con osteoporosis ya es generalizado, pero a largo plazo estos medicamentos pueden interferir en la remodelación natural del tejido óseo, y podrían provocar efectos secundarios negativos que incluyen fracturas óseas inusuales y dolor muscular y en las articulaciones.

McCabe y Britton matizan que esta línea de investigación se encuentra en sus primeras etapas, y que los resultados en ratones no siempre se traducen a las personas. Aún así, ellos esperan que su estudio pionero pueda señalar el camino a seguir hacia el desarrollo de medicamentos para la osteoporosis que no tengan tales efectos secundarios.

En la investigación también han trabajado Regina Irwin y Laura Schaefer.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS