Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 21 marzo 2011
Psicología

Las técnicas para detectar mentiras mediante preguntas hábiles pueden ser mejores que las biométricas

Enviar por email

Atrapar a un mentiroso no es siempre fácil. Las mentiras están a menudo integradas en verdades, y las diferencias entre la conducta de los mentirosos y la de los sinceros son generalmente muy pequeñas. Además, algunas personas son muy buenas mintiendo. Por otra parte, los detectores de mentiras se equivocan bastante más a menudo de lo que pueda parecer.

Aldert Vrij de la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido, Anders Granhag de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, y Stephen Porter de la Universidad de la Columbia Británica en Canadá, han analizado los resultados de varios estudios. Tras esta labor de revisión, su conclusión es que los métodos verbales de detección de mentiras son más útiles que los métodos no verbales comúnmente considerados muy eficaces, y que existen diferencias psicológicas entre quienes mienten y quienes cuentan la verdad, que pueden ser explotadas para poner en evidencia a los primeros, simplemente mediante una manera hábil de hacerles preguntas.

Tácticas tradicionales como la de preguntarle a un sospechoso cosas como "¿Qué hizo usted ayer entre las 3 y las 4 de la tarde?", ponen a éste en una situación en la que, si miente, debe elaborar mucho más su mentira que si la pregunta puede responderse mediante un simple "Sí" o "No". Y eso aumenta las probabilidades de que los policías detecten incongruencias o contradicciones. Hacer preguntas muy específicas que el sospechoso no sea capaz de anticipar también puede ayudar en la detección de mentiras.

Mentir es cognitivamente más trabajoso que decir la verdad pues se requiere más potencia cerebral para inventar una mentira convincente y luego acordarse bien de ella para explicarla siempre igual. En otras palabras, ser sincero requiere un esfuerzo intelectual muy inferior que el que exige mentir. Imponerles una carga cognitiva extra a los entrevistados al pedirles que recuerden los acontecimientos en orden inverso también puede ser útil para detectar a los mentirosos.


Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress