Lunes, 8 abril 2013
Ciencia de los Materiales

Hormigón más fuerte y ecológico con subproductos de biocombustibles

Enviar por email

Un equipo de ingenieros está desarrollando una mezcla de materiales idónea para reducir las emisiones de carbono asociadas al hormigón o concreto, y para a la vez para aumentar la robustez del material. Su novedoso ingrediente: subproductos de la elaboración de biocombustibles, esencialmente bioetanol.

El hormigón se crea usando tres componentes principales: cemento portland, agua y áridos (arena, gravilla...). En el mundo se usan casi 7.000 millones de metros cúbicos de hormigón al año, lo cual hace al hormigón el material industrial más utilizado después del agua. Aunque la fabricación de hormigón demanda menos energía que la fabricación de acero o de otros materiales de construcción, se utiliza tanta cantidad de hormigón que su elaboración es responsable de entre un 3 y un 8 por ciento de las emisiones globales de dióxido de carbono.

Para reducir las emisiones de dióxido de carbono generadas en la producción de hormigón, el equipo de Feraidon Ataie y Kyle Riding, de la Universidad Estatal de Kansas en Estados Unidos, está estudiando materiales respetuosos con el medio ambiente que puedan sustituir parte del cemento portland utilizado en el hormigón. Estos investigadores están teniendo éxito en su objetivo gracias a usar subproductos de la elaboración de biocombustibles.

Se prevé que la producción de bioetanol, un importante biocombustible, siga aumentando en el futuro debido a su sostenibilidad. Conforme aumenta la producción de bioetanol, también lo hace la cantidad de subproductos generados. Uno de estos subproductos puede ser usado en el hormigón con muy buenos resultados, y probablemente otros subproductos también puedan tener una aplicación similar.

[Img #12902]
En las pruebas, al agregar al cemento cenizas ricas en lignina, un subproducto en la elaboración de una clase común de biocombustibles, la ceniza reaccionaba químicamente con el cemento de un modo que lo hizo más fuerte. Los investigadores probaron el hormigón final obtenido y encontraron que sustituir un 20 por ciento del cemento con ceniza obtenida quemando material celulósico aumentaba la fuerza del hormigón en un 32 por ciento.

Así pues, el uso de este subproducto es importante tanto para la elaboración de hormigón, debido a que lo mejora, como para la de biocombustibles, debido a que rentabiliza más el proceso. Si se utiliza este subproducto en el hormigón para aumentar su resistencia y su calidad, entonces se le añade valor al subproducto en vez de simplemente desecharlo. Y si se le añade valor, esto es beneficioso para la industria de los biocombustibles, ya que puede ayudar a reducir el costo de producción de bioetanol.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
POWERED BY FOLIOePRESS