Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 16 abril 2013
Neurología

El mecanismo cerebral para recordar dónde hemos dejado un objeto

Enviar por email

Todos los días, tenemos que recordar diferencias sutiles entre cómo son las cosas hoy y cómo eran ayer, desde dónde aparcamos el automóvil hasta dónde dejamos nuestro teléfono móvil.

Cuando la persona encuentra ese teléfono, o el automóvil, o cualquier otra cosa que esté buscando, ello se debe en buena parte al trabajo del hipocampo, una región cerebral responsable de almacenar y recuperar recuerdos de diferentes entornos.

Ahora, unos científicos han ayudado a explicar cómo el cerebro mantiene el registro de los entornos increíblemente ricos y complejos con los que interactuamos a diario. El equipo de Fred H. Gage y Wei Deng, del Instituto Salk para Estudios Biológicos (fundado en 1960 por Jonas Salk, el pionero de la vacuna contra la poliomielitis) ha descubierto cómo el giro dentado, una subregión del hipocampo, ayuda a mantener separados los recuerdos de hechos similares y de entornos similares. El cerebro lo consigue almacenando "grabaciones" separadas en el giro dentado.

Esto sugiere que traer a la mente un recuerdo original, como por ejemplo la ubicación del teléfono móvil que ayer dejamos en un sitio que no es el habitual, no siempre implica reactivar las mismas neuronas que estaban activas durante la codificación. Y lo que es más importante, los resultados indican que el giro dentado realiza la separación de patrones usando poblaciones distintas de células para representar recuerdos que son similares pero no idénticos.

[Img #13041]
Lo descubierto en esta investigación no sólo aclara mucho mejor cómo el cerebro almacena y distingue entre recuerdos, sino que también puede servir para ayudar a identificar cómo exactamente lesiones cerebrales o enfermedades neurodegenerativas, incluyendo el Mal de Alzheimer, despojan a la gente de esta habilidad.

En el estudio también ha trabajado Mark Mayford, del Instituto Scripps de Investigación, una entidad que cuenta con un campus en La Jolla, California, y otro en Jupiter, Florida.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress