Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 22 marzo 2011
Zoología

Para orientarse, las palomas captan mejor los olores con el orificio nasal derecho que con el izquierdo

[Img #1661]Las palomas se valen principalmente de su sentido del olfato cuando necesitan orientarse mientras vuelan. Las palomas jóvenes aprenden a reconocer los olores del entorno llevados por el viento mientras están en sus palomares, y a utilizar estos olores para encontrar el camino a su hogar desde un territorio desconocido. Un equipo de científicos ha demostrado ahora que las palomas se orientan peor al volar si tienen taponado el orificio nasal derecho que si tienen taponado el izquierdo.

Este hallazgo sugiere que el hemisferio izquierdo del cerebro, donde se procesa la información olfativa, es de importancia fundamental para la orientación y la navegación de las palomas mensajeras.

Desde hace siglos, es conocida la asombrosa habilidad de las palomas para encontrar el camino a su palomar. Según los científicos, estas aves poseen un sentido del olfato singular, así como la capacidad para reconocer los olores, lo cual les ayuda a desarrollar una especie de "mapa de olores" de su entorno. Sin embargo, parece que las palomas no pueden oler de igual modo con uno u otro de sus orificios nasales. Como los humanos, pueden detectar mejor los olores a través de su orificio nasal derecho.

El estudio de Martin Wikelski del Instituto Max Planck para la Ornitología en Radolfzell, Alemania, Anna Gagliardo de la Universidad de Pisa, y sus colegas de la Universidad de Trento, en Italia, se basa en la conducta de 31 palomas.

En el experimento, los científicos insertaron pequeños tapones extraíbles hechos de goma en el orificio nasal izquierdo de algunas de las aves y en el orificio nasal derecho de las demás. Todas las palomas fueron criadas en los alrededores de Pisa. Después de fijarles pequeños registradores de datos GPS en la espalda, los investigadores las liberaron cerca de Cigoli, un pueblo de la Toscana a 42 kilómetros del hogar de las aves.

Basándose en los datos de GPS que recolectaron, los científicos constataron que las palomas que no podían respirar a través de su orificio nasal derecho tomaron una ruta más tortuosa de regreso a sus palomares. Se detuvieron con más frecuencia y pasaron más tiempo explorando los alrededores de esos sitios en los que pararon, que las palomas que pudieron oler con su orificio nasal derecho.

Los investigadores no saben todavía cómo el cerebro de las palomas procesa estas percepciones sensoriales, y por qué este proceso es asimétrico.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress