Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 18 abril 2013
Astronáutica

La sonda espacial Pioneer 11 cumple 40 años de viaje cósmico

Un año después de que su hermana la Pioneer 10 abandonase la Tierra para siempre, la Pioneer 11 inició su viaje cósmico sin retorno. Eso fue en abril de 1973.

El 3 de diciembre de 1974 (SCET-UT) la Pioneer 11 pasó a sólo unos 43.000 kilómetros de la capa de nubes de Júpiter, una distancia muy inferior a la del máximo acercamiento de la Pioneer 10. La sonda Pioneer 11 se dirigió hacia los polos del planeta para evitar los cinturones de intensa radiación alrededor del ecuador de Júpiter. Esto permitió cartografiar por vez primera las regiones polares del planeta e impulsó a la nave hacia el espacio a la velocidad récord de 172.800 kilómetros por hora. Durante su encuentro, la Pioneer 11 logró tomar las imágenes más detalladas de la Gran Mancha Roja y calculó la masa de la luna Calisto.

El equipo científico del Centro de Investigación Ames de la NASA en California decidió no limitarse a duplicar la misión de la Pioneer 10, sino que optó por dar un paso más y agregarle un objetivo mucho más ambicioso después de terminada su misión oficial inicial. La Pioneer 11 se valió de la asistencia gravitacional de Júpiter para acelerar de manera decisiva su velocidad, del mismo modo que la Pioneer 10 se impulsó hacia el exterior del sistema solar. En el caso de la Pioneer 11, esa asistencia gravitacional la puso rumbo a su nuevo y fascinante objetivo: Saturno, un planeta no visitado anteriormente por la Pioneer 10 ni por ninguna otra nave.

El 1 de Septiembre de 1979, la Pioneer 11 sobrevoló Saturno. También descubrió dos nuevas lunas (casi rozando una de ellas aquel mes) y un nuevo anillo, "F". La nave reunió asimismo datos importantes sobre el campo magnético del planeta, así como sobre la estructura general interna del astro.

[Img #13097]
La misión de la Pioneer 11 sólo estaba programada para durar 21 meses, tiempo suficiente para llegar a Júpiter, pero en realidad, la nave continuó funcionando durante muchos años después de culminada su misión básica. De hecho, la hazaña más importante de la Pioneer 11, el primer encuentro con Saturno, se produjo ocho meses después de terminarse su vida útil proyectada, y se convirtió en la cuarta nave (las Voyager 1 y 2 ya la habían superado) en abandonar nuestro sistema planetario, lo que hizo el 23 de febrero de 1990, casi 17 años después de su lanzamiento.

La Pioneer 11 exploró regiones periféricas de nuestro sistema solar, estudiando las partículas energéticas emitidas por nuestro Sol (Viento Solar) y los rayos cósmicos de otras partes del universo que entran en nuestra región de la Vía Láctea.

A partir de febrero de 1985, la escasez de energía en la Pioneer 11 comenzó a imponer restricciones en el uso de los instrumentos de a bordo. Las operaciones científicas y la telemetría diaria cesaron el 30 de septiembre de 1995, cuando el nivel de energía de la nave era insuficiente para hacer funcionar instrumento alguno.

El contacto intermitente continuó hasta noviembre de 1995, momento en que tuvo lugar la última comunicación con la Pioneer 11. No ha habido ninguna comunicación con ella desde entonces.

En la actualidad, se encuentra a unos 13.000 millones de kilómetros del Sol y viaja en dirección a la constelación del Escudo y la del Águila. Si no se desvía demasiado de su trayectoria, dentro de unos cuatro millones de años podría pasar relativamente cerca de la estrella Lambda Aquilae, ubicada a 125 años luz de la Tierra.

Para el hipotético caso de que la Pioneer 11, en algún punto de su larga travesía cósmica, se encuentre con formas de vida extraterrestre inteligentes, lleva un mensaje destinado a tales entidades.

Información adicional


Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress