Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 julio 2013
Psicología

¿Matrimonios más duraderos para las parejas que se conocieron en internet?

Enviar por email

Foros, blogs, redes sociales, mundos virtuales y otras herramientas de internet facilitan conocer a un montón de gente nueva con los mismos gustos, intereses y afinidades, y forjar amistades incluso antes de reunirse en persona por vez primera. No han pasado muchos años desde el nacimiento de internet como red verdaderamente global, ni son muchos más los transcurridos desde la época en que las BBSs (en muchos sentidos avanzadilla de internet) eran lo último en interacción social. Pero ya es posible comenzar a sacar algunas conclusiones acerca de cómo el acceso al ciberespacio ha afectado a lo más íntimo de las personas: Su vida sentimental.

Antaño una rareza más propia de una historia de ciencia-ficción, hoy una realidad cada vez más cotidiana, los noviazgos que se forjan en el ciberespacio y luego prosiguen por cauces más tradicionales hasta culminar en matrimonio empiezan a ser lo bastante abundantes y algunos acumulan ya los suficientes años de vida matrimonial como para analizar si tenían razón quienes decían que iniciar un idilio en el ciberespacio tiene menos garantías de éxito que iniciarlo por los cauces tradicionales.

John Cacioppo, profesor de psicología en la Universidad de Chicago, Estados Unidos, cree que internet, al menos en aquellas naciones donde un porcentaje significativo de la población lo utiliza, está alterando la dinámica a largo plazo de las relaciones de pareja, incluyendo el matrimonio. Así parecen respaldarlo los resultados de una investigación realizada por Cacioppo, en colaboración con Stephanie Cacioppo (profesora de psicología también en la Universidad de Chicago), Elizabeth Ogburn y Tyler VanderWeele, ambos especialistas en estadística de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, y Gian Gonzaga de Gestalt Research.

Conviene tener en cuenta, sin embargo, tal como dejan claro los propios autores del estudio, que esta investigación ha sido financiada por eHarmony.com, un servicio encaminado precisamente a facilitar la creación de parejas, que John Cacioppo recibe honorarios de eHarmony por hacer trabajos de asesoría científica, y que Gian Gonzaga fue director de eHarmony Labs.

Los resultados del estudio, que se han publicado en la revista académica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences, o Actas de la Academia Nacional de Ciencias, de Estados Unidos), indican que, estadísticamente, los matrimonios que surgieron de idilios iniciados en internet tienen más probabilidades de disfrutar de una mayor satisfacción conyugal y menores tasas de ruptura que los matrimonios que surgieron de idilios iniciados del modo tradicional, o sea conociéndose en persona primeramente.

[Img #14544]
Las rupturas de pareja ascendieron al 6 por ciento en el caso de las personas que se conocieron online, mientras que ese porcentaje de rupturas fue del 7,6 en el caso de las personas que se conocieron offline. Las respuestas dadas por los matrimonios estudiados a un cuestionario revelaron que las parejas integradas por personas que se conocieron en internet alcanzaban una puntuación media de 5,64 en cuanto a satisfacción conyugal, mientras que las parejas integradas por personas que se conocieron offline alcanzaban una puntuación media algo menor, un 5,48. El cuestionario estaba formado por preguntas relativas al grado de felicidad de cada persona con su vida conyugal, y a los niveles de afecto, comunicación y amor pasional entre los miembros de la pareja.

Las causas de esa ventaja, pequeña pero significativa, no se han determinado en esta investigación, pero, tal como sugieren los autores, es fácil suponer que hay más garantías de encontrar a la pareja ideal si se la busca entre muchas candidatas que reúnen los mismos gustos, intereses y afinidades que la persona, algo relativamente fácil de hacer con las tecnologías de interacción social de internet, y menos si se busca entre una menor cantidad de candidatas y con menos cosas en común, como suele ocurrir cuando se entabla amistad con alguien simplemente por ser vecino, compañero de estudios o de trabajo, o por coincidir en una discoteca.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress