Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 11 julio 2013
Paleontología

Las tortugas comenzaron a desarrollar su caparazón mucho antes de lo creído

Enviar por email

De entre las criaturas de la Tierra, las tortugas son los únicos animales que forman un caparazón en la parte externa de sus cuerpos a través de una fusión de costillas modificadas, vértebras y otras estructuras. Todo el mundo está de acuerdo en que el caparazón de la tortuga es un portento de la naturaleza, pero la cuestión de cómo y cuándo surgió en la historia de la evolución ha sido un tema largamente debatido entre los biólogos.

Una investigación reciente ha determinado que la formación del caparazón de la tortuga empezó unos 40 millones de años antes de lo que se pensaba.

La tortuga fósil más antigua con un caparazón como los actuales data de hace unos 210 millones de años. Al tener un caparazón ya completamente desarrollado, no es posible vislumbrar en esta especie detalles sobre cómo y cuándo surgió el caparazón en la historia evolutiva. En 2008, apareció una pista, al encontrarse en China los restos fósiles, de 220 millones de años de antigüedad, de una de las primeras especies de tortuga, la Odontochelys semitestacea. Este animal sólo tenía un caparazón parcial, y por sus características estructurales parecía representar el punto en la evolución donde se inició la formación del caparazón.

Sin embargo, los especímenes recién descubiertos de Eunotosaurus africanus, una especie sudafricana 40 millones de años más antigua que la O. semitestacea, también presentan estructuras "de transición" hacia el caparazón típico.

[Img #14547]
El equipo de Tyler Lyson, del Museo Nacional de Historia Natural dependiente del Instituto Smithsoniano, ha completado un detallado estudio sobre el Eunotosaurus africanus. Diversas características anatómicas y evolutivas indican que el Eunotosaurus es un antepasado representativo del linaje de las tortugas. Dado que su morfología es intermedia entre el capazón especializado existente en las tortugas actuales y el conjunto de características primitivas presentes en otros vertebrados, se puede ver a esta especie como el eslabón evolutivo entre las tortugas y otros reptiles.

En definitiva, el Eunotosaurus africanus llena un vacío en el conocimiento científico de la evolución de las tortugas y su enigmático caparazón, al constituir el primer paso claro hacia el desarrollo de esa armadura corporal natural.

En la investigación también han trabajado Jacques A. Gauthier y Allison Y. Hsiang, de la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, Estados Unidos, Gabe S. Bever del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, y Torsten M. Scheyer de la Universidad de Zúrich en Suiza.

Información adicional



Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress