Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 16 julio 2013
Paleontología

'Tyrannosaurus rex' consolida el título de depredador

El debate sobre si el rey de los dinosaurios era un temible depredador o un simple carroñero es tan antiguo como su descubrimiento. Ahora, paleontólogos estadounidenses confirman que este enorme dinosaurio cazaba a sus presas, tal y como se publica en PNAS.

Investigadores de la Universidad de Kansas han analizado un fósil descubierto en Dakota del Sur, consistente en unas vértebras fusionadas de hadrosaurio –familia que incluye a los dinosaurios ‘pico de pato’– que envuelven un diente de T. rex.

La corona dental incrustada en la columna vertebral del hadrosaurio indica que el enorme carnívoro cazaba a sus presas vivas, aunque también pudiera tener un comportamiento carroñero, como la mayoría de los grandes depredadores actuales.

Tras analizar el fósil mediante TAC, los paleontólogos llegaron a la conclusión de que el diente pertenecía a un Tyrannosaurus rex. “Las estructuras rugosas de las vértebras coinciden con las heridas curadas en otros animales”, aseguran los investigadores. “Esto sugiere que la presa sobrevivió lo suficiente al ataque como para curarse”, una prueba contundente de que este carnívoro trató de cazar a su presa.

“La localización del diente al final de la espina dorsal del hadrosaurio coincide con la forma de atacar de depredadores modernos, como los leones, que se lanzan inicialmente sobre los cuartos traseros de la presa para inmovilizarla”, explican los paleontólogos.

[Img #14611]Para los científicos, esto zanja el debate sobre la alimentación del famoso dinosaurio, que tendría “un profundo efecto sobre la paleoecología cretácica, debido a su enorme tamaño”.

No obstante, esto no implica que este dinosaurio no se alimentara también de carroña, como muchos otros depredadores modernos, incluidos los leones. Que la presa escapara tampoco significa que fuera un cazador poco hábil, ya que hasta los leones fallan entre el 42% y el 62% de sus ataques.

Aunque no existe ningún ejemplo actual en el que un depredador de semejante tamaño sea carroñero, muchos expertos, como Jack Horner, defendían que Tyrannosaurus rex era demasiado lento para cazar, y que su fino olfato era propio de carroñeros.

Estudios más recientes aseguran que su olfato no era tan desarrollado, que podía alcanzar los 40 km/h y que la fuerza de su mordisco era más fuerte que la de cualquier otro depredador terrestre. Todo ello, sumado al estudio publicado en PNAS, muestra que T. rex era capaz de perseguir y cazar a sus presas. (Fuente: SINC)



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress