Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 25 julio 2013
Ingeniería

Materiales ferroeléctricos más grafeno, ¿la clave hacia un salto tecnológico en la computación?

Se ha ideado un nuevo sistema que utiliza estructuras bidimensionales para guiar ondas plasmónicas de longitud de onda ultracorta, ofreciendo una nueva plataforma para chips y memorias en ordenadores y dispositivos parecidos.

Unos investigadores en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos, han propuesto un nuevo sistema que combina materiales ferroeléctricos (los usados comúnmente para el almacenamiento de datos) con grafeno, carbono en forma de una lámina de un átomo de grosor, una configuración singular que exhibe propiedades electrónicas y mecánicas excepcionales. La tecnología híbrida resultante podría conducir a chips para computación y almacenamiento de datos que contengan más componentes por unidad de superficie, sean más rápidos y consuman menos energía.

El nuevo sistema, desarrollado por el equipo de Nicholas Fang y Dafei Jin, basa su funcionamiento en controlar ciertas ondas, denominadas plasmones de superficie. Estas ondas son oscilaciones de electrones, y se confinan en superficies de contacto entre materiales. En el nuevo sistema, las ondas operan a frecuencias del orden del terahercio. Esas frecuencias se encuentran entre las del infrarrojo lejano y las microondas, y se las considera ideales para la próxima generación de dispositivos de cómputo.

[Img #14779]
Este sistema ofrecería una nueva forma de construir dispositivos que utilicen ondas de luz, tales como cables de fibra óptica y chips fotónicos, que fuesen conectables de manera fácil y eficaz con cables eléctricos y dispositivos electrónicos. Actualmente, los puntos de interconexión a menudo son un cuello de botella que ralentiza la transferencia de datos y aumenta la cantidad de componentes necesarios.

En el trabajo de investigación y desarrollo también han participado Anshuman Kumar y Jun Xu, del MIT, así como Kin Hung Fung, ahora en la Universidad Politécnica de Hong Kong en China.

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress