Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 31 julio 2013
Óptica

Telescopio miniaturizado en una lente de contacto

Las lentes de contacto corrigen la visión de muchas personas pero no hacen nada para mejorar la visión borrosa de aquellos que sufren de degeneración macular asociada al envejecimiento, una de las causas principales de ceguera entre las personas maduras en el mundo. Ello se debe a que por la mera corrección del foco del ojo no se reestablece la visión central perdida de una retina dañada por la degeneración macular asociada al envejecimiento.

Ahora, el equipo de Joseph Ford, de la Universidad de California en San Diego, y Eric Tremblay de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza, ha creado una lente de contacto, telescópica pero delgada, que puede alternar entre visión normal y ampliada. Con refinamientos adicionales, el sistema podría ofrecer a pacientes de esa clase de degeneración macular un modo de mejorar su visión bastante menos aparatoso que los dispositivos que se han venido utilizando hasta ahora.

Los dispositivos comunes para ayudar a ver mejor a las personas con degeneración macular asociada al envejecimiento distribuyen la luz hacia las partes no dañadas de la retina. Estos dispositivos ópticos ayudan a sus usuarios en una amplia gama de tareas importantes de su día a día, desde las personales como el aseo y similares, hasta otras como leer o identificar rostros. Pero estos dispositivos no han logrado una aceptación amplia porque son, o bien telescopios bastante voluminosos instalados en la montura de unas gafas (lo que resulta poco estético para el gusto de la mayoría de usuarios potenciales que desean tener interacciones sociales lo más corrientes posibles, sin que todo el mundo sepa que tienen un problema visual agudo), o bien se trata de microtelescopios que requieren de cirugía para ser instalados en el ojo del paciente.

[Img #14898]
Cinco imágenes de la lente de contacto. A: Vista desde delante. B: Vista desde atrás. C: Colocada en un modelo mecánico de ojo. D: Con las gafas de cristal líquido. Aquí, las gafas bloquean la porción central sin aumento de la lente. E: Con las gafas de cristal líquido. Aquí, esa porción central no está bloqueada. (Imágenes: Optics Express)

[Img #14899]
Imágenes captadas en exteriores a través de la lente de contacto y el modelo mecánico de ojo. C: Imagen captada con solo el modelo mecánico de ojo. D: Imagen captada con el modelo de ojo y la lente de contacto. Esta imagen muestra por qué cada uno de los dos estados -el normal y el 2,8x- no deberían ser usados al mismo tiempo. Aquí, ninguna sección de la lente es bloqueada por las gafas y el resultado es una imagen con un contraste mermado y sin mejoras apreciables. E: Imagen captada con solo la porción periférica amplificadora de la lente de contacto, 2,8x, y el modelo de ojo. (Imágenes: Optics Express)

El nuevo sistema de lentes consta de un telescopio tan miniaturizado que se le ha podido integrar a una lente de contacto, con sólo un milímetro de grosor aproximadamente. La lente tiene una modalidad dual: El centro del lente provee una visión sin ampliar, mientras que el telescopio en forma de anillo, situado en la periferia de la lente de contacto, proporciona un aumento de 2,8 veces.

Para cambiar entre ambos tipos de visión, la normal y la ampliada, los usuarios deben llevar unas gafas de cristal líquido originalmente hechas para ver televisión en 3-D. Estas gafas, cuyo aspecto es básicamente el de unas gafas de sol, bloquean selectivamente el sector amplificador periférico de la lente de contacto, o bien el sector central que carece de esa amplificación. Los cristales líquidos en las gafas cambian eléctricamente la orientación de la luz polarizada, permitiendo que pase a través de las gafas la luz que tiene una u otra de las orientaciones hacia la lente de contacto.

Las nuevas lentes de contacto y sus gafas complementarias se han presentado a través de la Sociedad Óptica de América (OSA), una organización fundada en Estados Unidos en 1916, con sede en Washington, D.C., y que agrupa a unos 17.000 científicos, ingenieros, y demás profesionales de la óptica y la fotónica de más de 100 naciones. Aproximadamente el 52 por ciento de los miembros de esta sociedad reside fuera de Estados Unidos.

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress