Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Sábado, 2 abril 2011
Microbiología

La coevolución de bacterias y virus abre una vía para desarrollar nuevos antibióticos

[Img #1772]Poblaciones de bacterias y sus virus experimentan, en condiciones naturales, una evolución recíproca. Así lo revela una investigación hispano-británica que deja abierta una puerta para la creación de “antibióticos evolucionados” para usos terapéuticos.

“Trabajar con bacterias y sus virus en el suelo nos ha permitido observar en acción la coevolución entre huésped y parásito, y sirve como puente entre la teoría y el mundo natural”, explica a SINC Pedro Gómez, autor principal del estudio e investigador del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS-CSIC), que actualmente trabaja en la Universidad de Oxford (Reino Unido).

El trabajo, publicado en Science, demuestra, por primera vez, que poblaciones de bacterias y sus virus (fagos) experimentan, en condiciones naturales, una evolución recíproca en términos de resistencia e infección. Hasta ahora, este comportamiento nunca se había observado de forma directa.

Los resultados tienen implicaciones importantes en ecología evolutiva, salud humana, ganado y agricultura. De hecho, conocer cómo los fagos (tipo de virus) pueden inducir cambios ecológicos y evolutivos de las bacterias en ambientes naturales “abrirá la puerta hacia su uso terapéutico como antibióticos evolucionados”, adelanta el investigador.

Para realizar el estudio, los científicos desarrollaron cuatro tratamientos con ocho réplicas cada uno para averiguar el efecto de los componentes físicos y bióticos del suelo en la interacción entre bacterias y fagos.

Las poblaciones de ambas especies evolucionaron a la vez en el suelo, tanto en ausencia como en presencia de una comunidad microbiana natural “y en tan sólo cuestión de semanas”, concluye Gómez. (Fuente: SINC)


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress