Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 13 agosto 2013
Medicina

En Argentina, si los niños no tienen sillita, no arranque

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los sistemas de retención infantil en autos, llamados “sillita”, “huevito” o “elevador”, reducen en accidentes viales las defunciones de lactantes un 71 por ciento y las de niños pequeños, un 54 por ciento.

Sin embargo, al menos en una ciudad importante de Argentina –Santa Fe- más del 40 por ciento de los menores de 10 años no sólo no utilizan esos sistemas sino que también viajan en el asiento delantero, cuando la legislación vigente lo prohíbe.

Los datos, surgidos de una observación personal no publicada, fueron revelados en un artículo que acaba de publicar la revista médica “Archivos Argentinos de Pediatría”. Su autor, Lucas Navarro, del Hospital de Niños Doctor Orlando Alassia de la ciudad de Santa Fe, buscó alertar a sus colegas sobre la importancia de estas herramientas preventivas.

[Img #15070]“En nuestro centro médico consultan anualmente 800 niños por lesiones de tránsito”, señaló Navarro a la Agencia CyTA.

La Ley Nacional de Tránsito 24449 establece que los menores de 10 años deben viajar en el asiento trasero del automóvil, pero no especifica cómo deben ir sujetados, indicó Navarro. Y agregó: “Existe un proyecto de ley presentado en 2007 para estandarizar y hacer obligatorio el uso de sistemas de retención infantil, pero aún no fue aprobado”.

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial del 2012, menos del 30 por ciento de los menores usan esos sistemas de sujeción.

De acuerdo con la revista española “Trafico y Seguridad Vial”, llevar a un niño de 20 kilos sujetado solo por los brazos de otra persona y sufrir una colisión a 50 km/h “equivale a una caída desde un tercer piso, con una probabilidad casi nula de sobrevivir”.

Para Navarro, el sistema de retención infantil se debe elegir según la edad y el peso del niño, así como por la facilidad de instalación en el automóvil. Existen desde portabebés del grupo 0 (de 0 a 10 kilos y menos de 76 centímetros) hasta sillas infantiles del grupo 3 (de 22 a 36 kilos y de 115 a 150 centímetros).

“La legislación argentina está desactualizada y los controles en las calles y rutas son deficientes”, protestó el especialista. (Fuente: Agencia CyTA-Instituto Leloir)



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress