Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 13 agosto 2013
Astronomía

Descubren un acelerador natural de partículas en los Cinturones de Van Allen

Se ha descubierto un enorme acelerador de partículas natural en el corazón de una de las regiones más peligrosas del espacio cercano a la Tierra, una zona de partículas cargadas y de muy alta energía que rodea al globo terráqueo, conocida como los Cinturones de Radiación de Van Allen.

El hallazgo se ha hecho gracias a las dos naves Van Allen, de la NASA, dedicadas a estudiar los cinturones del mismo nombre. Estos cinturones fueron descubiertos en 1958, y toman su nombre del de su descubridor, James Van Allen.

Los científicos ya sabían que hay algo en el espacio que acelera las partículas en los Cinturones de Van Allen hasta más de un 99 por ciento de la velocidad de la luz, pero no lograban hallar al misterioso mecanismo responsable de ello. Nuevos datos obtenidos por las sondas Van Allen de la NASA, analizados por el equipo de Geoff Reeves, del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México, Estados Unidos, muestran que la energía usada para la aceleración proviene del interior de los propios cinturones. Las partículas dentro de los cinturones son aceleradas por rachas locales de energía elevadísima, que las impulsan hasta velocidades mayores.

[Img #15073]
Las observaciones recientes de las naves gemelas Van Allen muestran que las partículas en los Cinturones de Radiación de Van Allen son impulsadas mediante un acelerador natural de partículas que toma su energía de la de los propios anillos. Eso ayuda a explicar cómo estas partículas son capaces de alcanzar velocidades de hasta más de un 99 por ciento de la velocidad de la luz. (Imagen: G. Reeves / M. Henderson)

El descubrimiento de que las partículas se aceleran por una fuente de energía local es semejante en importancia al descubrimiento de que los huracanes se alimentan de una fuente local de energía, como por ejemplo una región oceánica con aguas más cálidas.

Conocer la ubicación de los puntos donde se produce la aceleración ayudará a los científicos a mejorar las predicciones de la "meteorología espacial", lo cual sería muy útil puesto que los cambios en los Cinturones de Van Allen pueden constituir riesgos para vehículos en órbita a la Tierra.

Información adicional


Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress