Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 19 agosto 2013
Astronáutica

Viajes tripulados a otros mundos pero haciendo descender a robots en ellos

De modo comparable a cómo los vehículos manejados por control remoto nos ayudan a explorar las profundidades del océano desde la superficie, un enfoque similar, que la NASA ha comenzado a estudiar, puede que algún día ayude a los astronautas a explorar otros mundos.

La NASA ha realizado últimamente pruebas de exploración mediante robots situados en la Tierra pero dirigidos por astronautas desde el espacio. En esto consiste el concepto de exploración de superficies mediante telerrobótica. Un astronauta en órbita dentro de una astronave, controla a distancia un robot que ha aterrizado en la superficie de un planeta. En el futuro, los astronautas que entren en órbita a otros mundos, como Marte, la Luna o algún asteroide, podrían valerse de esta técnica para efectuar trabajos de exploración y análisis en la superficie, sin tener que ser ellos quienes desciendan allá abajo, y podrían incluso usar avatares encarnados en esos robots de la superficie, controlados mediante telepresencia (realidad virtual aplicada a un entorno real aunque distante, en vez de a un entorno ficticio).

Las primeras pruebas de este concepto en condiciones reales de control de un robot desde el espacio, han sido las llevadas a cabo por los astronautas Chris Cassidy de la NASA y Luca Parmitano de la Agencia Espacial Europea (ESA). El vehículo robótico gobernado desde el espacio fue el K10, un robot de cuatro ruedas que tiene cerca de metro y medio (4,5 pies) de altura, pesa unos 100 kilogramos (220 libras), y puede desplazarse a casi 1 metro por segundo (un poco menos que la velocidad promedio de una persona andando).

[Img #15148]
Para las pruebas de telerrobótica, el K10 está equipado con múltiples cámaras y un sistema de escaneo láser en 3D que le permite efectuar trabajos de inspección del terreno, así como un mecanismo para desplegar una antena de radio simulada, una operación, ésta última, que debe hacer con una antena real el típico vehículo robótico que acaba de aterrizar en Marte.

Durante las pruebas, el robot circuló por un terreno especialmente preparado para ese fin.

Los resultados de las pruebas son muy alentadores, y demuestran que se está alcanzando una muy deseada madurez en las tecnologías de este tipo.

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress