Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 4 septiembre 2013
Ingeniería

Cómo la CIA se aprovechó del personaje de James Bond para mejorar sus relaciones públicas y crear gadgets

En otro caso notable de ficción tecnológica convirtiéndose en realidad, lo revelado por un estudio reciente indica que la CIA se inspiró en algunos de los dispositivos de alta tecnología empleados por James Bond en sus aventuras para diseñar sus propios gadgets. Además, a fin de mejorar su imagen pública se valió de la idea popular del agente secreto de los servicios de inteligencia como alguien parecido a James Bond en contraposición a alguien gris o incluso turbio.

En su investigación, Christopher Moran del Departamento de Política y Estudios Internacionales de la Universidad de Warwick en el Reino Unido, ha llegado a la conclusión de que la CIA copió gadgets de “James Bond contra Goldfinger” y de “Desde Rusia con amor”. Moran se basa en sus análisis de cartas desclasificadas y otros documentos que revelan la magnitud de la relación entre Ian Fleming (autor de las novelas de James Bond) y Allen Dulles (director de la CIA durante una década especialmente pródiga en innovación tecnológica para la agencia).

“Hubo una influencia recíproca sorprendente entre la CIA y las novelas de James Bond durante la Guerra Fría, derivada de la admiración mutua entre Allen Dulles e Ian Fleming", argumenta Moran. Esto se dio por ejemplo con la copia de dispositivos, tales como el zapato provisto de daga con punta envenenada de “Desde Rusia con amor”, hasta con el uso de las novelas de 007 por parte de la CIA para mejorar su imagen pública. A través de Dulles, la CIA se apoyó en el escritor británico para mostrar una imagen más positiva en una época en la que los directores de cine estadounidenses, así como los autores y los periodistas de la nación, guardaban silencio acerca de las actividades de la CIA, temerosos incluso de mencionarla.

[Img #15402]
Las cartas desclasificadas entre Allen Dulles e Ian Fleming revelan la fuerte afición del antiguo jefe de la CIA por las novelas de Bond, hasta el punto de que incluso persuadió al autor de que no jubilase a 007 en 1963.

En 1959, durante un encuentro en Londres entre Dulles y Fleming, éste le dijo a Dulles que, en su opinión, la CIA no estaba haciendo lo suficiente en el área de los "dispositivos especiales". A su regreso a Estados Unidos, Dulles instó al personal técnico de la CIA a replicar urgentemente tantos dispositivos de Bond como les fuera posible.

La CIA copió exitosamente el famoso cuchillo a resorte con hoja envenenada oculto en un zapato, del personaje de Rosa Klebb en la película “Desde Rusia con amor”.

Pero tuvieron menos éxito con la radiobaliza de seguimiento utilizada en “James Bond contra Goldfinger” para rastrear el automóvil del villano; la versión de la CIA tenía demasiados fallos, según explica Dulles, y dejaba de funcionar cuando el enemigo entraba en una ciudad muy poblada.

Las cartas entre Dulles y Fleming también muestran cómo la CIA se apoyó en James Bond para mejorar sus relaciones públicas, incluyendo el acuerdo con el autor para incluir diversas referencias elogiosas a la CIA en sus novelas siguientes. Fleming lo hizo motivado por el respeto que sentía por Dulles, al que consideraba un buen amigo, pero el efecto fue promocionar públicamente una imagen favorable de la CIA. Como devolución del favor, Dulles aduló al escritor en la prensa estadounidense, diciendo incluso en una ocasión que la CIA podría hacer muchísimo con unos pocos James Bonds.

Reforzando la imagen positiva de la CIA de una manera más explícita (hay que tener en cuenta que James Bond trabaja para la inteligencia británica), el personaje del agente Felix Leiter, que sí trabaja para la CIA y ayuda a Bond en algunas de sus misiones, sirvió desde la década de 1950 para presentar a la CIA por vez primera a millones de lectores de las novelas, muchos de ellos más tarde espectadores de las películas.

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress