Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 27 septiembre 2013
Climatología

La sensibilidad climática al dióxido de carbono podría aumentar

El calentamiento climático futuro que se origine a consecuencia de la quema de combustibles fósiles podría ser más intenso y más duradero que lo predicho hasta ahora. Ésta es la conclusión de un nuevo estudio, realizado por el oceanógrafo Richard Zeebe, profesor en la Universidad de Hawái en Manoa, Estados Unidos.

El estudio, que ha sido presentado públicamente a través de la revista académica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences, o Actas de la Academia Nacional de Ciencias, de Estados Unidos), se basa parcialmente en las lecciones dadas por el pasado acerca de lo que ocurrió en calentamientos globales anteriores.

El Ser Humano no deja de agregar grandes cantidades de gases de efecto invernadero a la atmósfera, entre ellos el dióxido de carbono (CO2), que es el más importante de todos. Las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles a gran escala durante los últimos 200 años han elevado la concentración atmosférica de CO2 en más de un 40 por ciento con respecto a sus valores preindustriales, que eran de 280 ppm (partes por millón).

En mayo del 2013, la concentración de CO2 en la atmósfera superó la frontera de las 400 ppm por primera vez en la historia humana, un umbral que muchos científicos consideran peligroso ya que todo apunta a que a partir de él se desencadenarán en el sistema climático mundial trastornos mucho peores que los registrados hasta ahora.

El estudio de Zeebe hace temer la posibilidad de que el avance del calentamiento global sea ya demasiado fuerte para mitigarlo lo suficiente e impedir así que capas enormes de hielo, como por ejemplo la de Groenlandia, se derritan en el futuro, conduciendo a un aumento considerable del nivel del mar.

Para estudiar el futuro del clima, se emplean modelos climáticos globales. Un parámetro importante en estos modelos es la sensibilidad climática, que puede ser específica del modelo, pero que es una propiedad intrínseca al sistema climático como un todo. Cuando se habla de sensibilidad climática, el concepto expresado se refiere a cuánto aumenta la temperatura global a ras de suelo para una concentración determinada de CO2 en la atmósfera. Un valor reconocido como estándar en la actualidad para la sensibilidad climática es de aproximadamente 3 grados centígrados de aumento de temperatura para una concentración de CO2 que duplique su valor preindustrial.

Sin embargo, según Zeebe, la sensibilidad climática podría cambiar con el paso del tiempo. Zeebe emplea la estrategia de las analogías, tomando episodios climáticos del pasado como referencias de lo que puede suceder en un futuro cercano si las condiciones básicas se repiten. Y las analogías con las que ha trabajado sugieren que los procesos de realimentación climática lenta pueden amplificar la sensibilidad climática y, en consecuencia, aumentar el calentamiento.

[Img #15818]
Un ejemplo de realimentación lo vemos frecuentemente cuando se genera un estruendoso ruido en los altavoces que a través de un amplificador transmiten los sonidos captados por un micrófono que está lo bastante cerca del altavoz como para captar los propios sonidos enviados al altavoz y reproducidos por éste. Hasta el más leve ruido se convierte en un zumbido ensordecedor. Lo que sucede es que la señal acústica del altavoz es recibida de nuevo por el micrófono, y se vuelve a amplificar en un ciclo infinito, limitado tan solo por las características técnicas del equipamiento de audio, con el resultado de un aumento espectacular de la señal de audio inicial, incluyendo cualquier sonido "parásito" y las distorsiones resultantes. Esto se conoce como realimentación positiva.

En el sistema climático de la Tierra también operan diversos procesos de realimentación. Por ejemplo, existe una realimentación positiva entre la temperatura, la cubierta de nieve, y la absorción de la luz solar. Cuando la nieve se derrite como consecuencia del calentamiento, se absorbe más radiación solar en la superficie terrestre porque la mayoría de las superficies tienen menor reflectividad que la nieve. Este aumento de la absorción de la radiación causa un calentamiento mayor, que a su vez ocasiona que se derritan más parcelas de nieve, y así sucesivamente.

En estudios anteriores normalmente solo se tuvieron en cuenta procesos rápidos de realimentación (cubierta de nieve, nubes, etcétera). Usando información procedente del registro paleoclimático, Zeebe calculó cómo los procesos lentos de realimentación climática (vegetación, hielo atrapado en el subsuelo, etcétera) y la sensibilidad climática pueden evolucionar con el paso del tiempo. Armado con estas herramientas, Zeebe pudo hacer nuevas predicciones sobre el cambio climático a largo plazo.

Sus cálculos muestran que el actual cambio climático causado por el Hombre podría ser más severo y persistir mucho más tiempo de lo que se pensaba. Aunque no veremos los efectos inmediatos mañana mismo, pues algunos de los procesos lentos tardarán siglos o milenios en causar cambios perceptibles, sus consecuencias a largo plazo para la fusión de las grandes masas de hielo del planeta y la elevación del nivel del mar podrían ser sustanciales. "Al continuar emitiendo estas grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera, nos estamos jugando el clima y el resultado de esta partida todavía es incierto", denuncia Zeebe. "El legado de nuestra quema de combustibles fósiles será una "resaca" que podría durar decenas de miles de años, o incluso cientos de miles de años".

Información adicional



Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress