Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 21 octubre 2013
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (185): GRAB

GRAB

Satélite; País: EEUU; Nombre nativo: Galactic Radiation and Background


El principal impulso del programa espacial estadounidense antes del lanzamiento de los primeros satélites fue básicamente de índole militar. En plena Guerra Fría, se hacía necesario localizar y contar los misiles nucleares soviéticos (mediante satélites de reconocimiento fotográfico), y al mismo tiempo, evaluar la posición de las contramedidas soviéticas, como los radares que vigilarían la llegada de misiles norteamericanos. Este último problema era posible afrontarlo a través de sistemas de detección de las señales radáricas, en especial si la operación se hacía desde la perspectiva del espacio.

El programa que intentaría materializar esto se llamó Project Tattletale, y fue propuesto a la US Navy durante julio de 1958 por el Naval Research Laboratory, ya implicado en el desarrollo del satélite Vanguard. Su principal objetivo sería detectar las emisiones de radar en la banda S, lo que permitiría situar la posición de los radares defensivos de la URSS llamados Gage y Token. El desarrollo del satélite debería ser rápido, ya que estaría estructuralmente basado en el citado Vanguard, construido por el mismo NRL. Ante la propuesta, la US Navy mostró un inmediato interés por la iniciativa, trasladando la propuesta a instancias superiores. Otras opciones, como utilizar satélites reflectores en órbita para redirigir las señales de radio y de radar hacia una estación terrestre espía, o emplear receptores a bordo de cohetes sonda, habían resultado poco prácticas desde el punto de vista teórico, y no fueron consideradas para esta tarea que podemos denominar inteligencia electrónica (Elint).

En junio de 1959, la US Navy, que había aprobado ya la propuesta del NRL, confirmó su desarrollo, aunque cambiando su nombre por el de GRAB (Galactic Radiation and Background). Como en el caso del proyecto Corona, el lanzamiento del satélite levantaría sospechas, de modo que sus responsables idearon una tapadera para él. Carente de sistema de grabación para las señales detectadas, el vehículo las retransmitiría inmediatamente en dirección a estaciones receptoras situadas cerca de la frontera soviética. Para enmascarar tal actividad se utilizaría un objetivo científico real: el estudio de los rayos-X procedentes del Sol, particularmente de las protuberancias solares. Para el programa, un grupo de ingenieros del NRL aportarían un par de cámaras de ionización Lyman-Alfa, y otra de rayos-X.

[Img #16193]A partir de ese instante, la misión pública del satélite sería ésta, y el nombre por el que será conocido: SolRad (Solar Radiation), o también GREB (Galactic Radiation Energy Background). El SolRad prometió ser el primer observatorio astronómico en el espacio y sus resultados debían ser tan interesantes o más que la desconocida misión militar paralela asignada. Sin embargo, dentro del programa esta dualidad crearía problemas durante el diseño del vehículo, ya que mientras que los científicos deseaban observar el Sol durante todo el tiempo, los militares preferían que el satélite enfocase siempre hacia la Tierra. Finalmente, y debido a que para estabilizarse el GRAB debería girar sobre sí mismo, uno y otro tipo de detectores fueron distribuidos a lo largo de toda su superficie, garantizando el reparto equitativo del tiempo de observación.

A pesar de encontrar una cierta oposición en el Science Advisory Committee de Eisenhower, el Presidente aprobó el programa GRAB (proyecto CANES) propuesto por la US Navy el 24 de agosto de 1959. Envuelto en un alto secreto, muchos de los ingenieros que participarían en la construcción de los satélites nunca sabrían nada de su verdadera misión. Incluso en las altas esferas, menos de 200 personas conocerían su existencia.

Dado su pequeño tamaño, los GRAB serían lanzados como cargas secundarias junto a otros satélites de la US Navy (Transit, etc.). El GRAB sería situado encima del satélite principal, unido a él mediante un dispositivo que lo expulsaría una vez en órbita. Este dispositivo sería fundamental, de modo que se creyó necesario probarlo previamente. El 13 de abril de 1960 se lanzó el Transit-1B, y éste voló unido a una maqueta sin instrumentos del GRAB, lo que permitió ensayar con éxito el sistema de separación entre ambos.

El desastre del U-2 y la captura de Powers provocaron el 5 de mayo de 1960 la aprobación por parte de Einsehower del inmediato lanzamiento del primer satélite GRAB. Estados Unidos no podía permitirse quedarse sin ojos ni oídos sobre la URSS. El despegue se llevó a cabo el 22 de junio de 1960, y sirvió para enviar al espacio un nuevo satélite de navegación, el Transit-2A. La misión transportaría como carga adicional al primer ejemplar operativo del satélite GRAB, cuyo verdadero objetivo se mantuvo en estricto secreto. El GRAB-1 fue bautizado como Solrad-1 (Solar Radiation) o como Sunray-1, y las autoridades anunciaron sólo su misión científica.

[Img #16195]Su aspecto era esférico (fue construido sobre la estructura del viejo Vanguard), con cuatro antenas extensibles y células solares para alimentar sus sistemas. Pesó unos 19 Kg. También transportaba los instrumentos para medir la radiación solar, así como la carga de inteligencia electrónica (receptores y emisores de radio), que se ocuparía de detectar los pulsos de la señal de radar a través de sus antenas. Estas señales serían reenviadas a tierra, donde pequeñas estaciones de escucha las capturarían y registrarían en cinta magnética para su análisis por los expertos de la National Security Agency. El estudio de este material permitiría posteriormente lanzar hipótesis sobre la disponibilidad soviética de radares capaces de detectar misiles americanos y de destruirlos en vuelo.

Instalado sobre el Transit-2A durante el despegue, el GRAB-1 (en realidad la unidad de reserva, pues la principal fue sustituida en el último momento) alcanzó el espacio con aparente normalidad. Sin embargo, el reencendido de la etapa Ablestar no consiguió convertir en totalmente circular su órbita. A pesar de todo, ambos satélites conseguirán operar de forma bastante satisfactoria. Tras ser expulsado hacia su propia órbita, el GRAB-1 activó alternativamente sus dos transmisores, el del experimento de rayos-X y el que debía enviar la información relacionada con los radares soviéticos. Pero el temor de Eisenhower de que su misión militar fuera contestada por sus rivales, hizo que el GRAB fuera activado sólo 23 veces, hasta el 20 de septiembre (cuando dejó de responder correctamente), y nunca durante pasos consecutivos sobre la URSS.

Su órbita elíptica (1.061 por 614 Km) proporcionó una mayor cobertura sobre el territorio soviético (6.100 Km frente a poco más de 740 Km de un avión equipado, el cual, por otro lado, no habría podido adentrarse en suelo enemigo). En las pocas ocasiones que se le permitió trabajar, el GRAB detectó las señales de los radares y transmitió inmediatamente la información a las estaciones situadas en las cercanías de la frontera de la URSS (por ejemplo, en Alemania), donde fueron grabadas y enviadas a los Estados Unidos. Estos datos serán muy útiles para dirigir los vuelos de los aviones bombarderos, que así evitarían ser detectados demasiado temprano.

A pesar de los temores de Eisenhower, curiosamente, los soviéticos no fueron totalmente conscientes del potencial del GRAB. Sus radares, que se apagaban cuando otros satélites americanos sobrevolaban su territorio, continuaron activos al paso del pequeño vehículo. De esta forma, en poco tiempo, la serie GRAB conseguiría información sobre sus características, cobertura y potencia.

Por su parte, la carga Solrad fue utilizada frecuentemente y proporcionó pruebas de que los rayos-X causan interferencias en las señales de radio terrestres durante las protuberancias solares. También estudió la radiación Lyman-Alfa.

En abril de 1961, el Solrad-1 dejó de estar operativo. Su rotación, que ayudaba a estabilizarlo, se vio muy disminuida debido a los efectos del campo magnético terrestre sobre su superficie metálica. El satélite empezó a tambalearse demasiado y el sensor de rayos-X ya no pudo seguir observando al Sol.

El siguiente GRAB (el primero original) se lanzó el 30 de noviembre de 1960, junto al Transit-3A. Sin embargo, el cohete fracasará: la primera etapa Thor se apagó 11 segundos antes de lo previsto y la segunda fase no actuó correctamente, con lo que el vehículo fue destruido mediante una señal enviada desde el centro de control. Algunos de los restos cayeron sobre Cuba, que había abrazado recientemente el comunismo, provocando una situación embarazosa. Además de las protestas, las crónicas hablaron sobre la muerte de una vaca, la única baja conocida ocasionada por un resto espacial en toda la historia de la astronáutica transcurrida hasta la fecha del suceso.

[Img #16194]El tercer GRAB viajaría con dos satélites, el Transit-4A y el Injun-1, y pesaría unos 25 Kg. Despegaron el 29 de junio de 1961, desde Cabo Cañaveral. El lanzamiento resultó ser satisfactorio, y el Transit se separó con éxito de su cohete portador. También lo hizo la combinación Solrad-3/Injun-1, pero éstos no consiguieron separarse entre sí. A pesar de todo, los dos satélites funcionaban. El problema fue que la telemetría de cada uno interfería en la del otro, de modo que sus patrocinadores llegaron a un acuerdo. Los satélites funcionarían sólo en días alternos. El GRAB-3 empezó el 15 de julio y operó durante 14 meses en sus objetivos militares. En cambio, no produjo apenas datos científicos.

El GRAB-4 no alcanzó el espacio. Acompañado por los satélites Injun-2, Lofti-2A, Secor y Surcal-1, con quienes formaba la carga Composite-1, se precipitó al océano el 24 de enero de 1962, cuando la segunda etapa de su cohete Thor-Ablestar no consiguió desarrollar el suficiente empuje y acabó explotando.

El quinto y a la sazón último GRAB, bautizado como GRAB-4B, despegó en solitario en un cohete Scout X-2 el 26 de abril de 1962, desde Point Argüello, pero el vector tampoco actuó correctamente y el satélite se perdió durante el ascenso al perderse el control y caer al agua tres minutos después del lanzamiento.

Para entonces, la US Navy ya había empezado a considerar un GRAB mejorado que se llamaría Dyno y debía debutar en diciembre de 1962. Además, con la creación de la NRO, el programa fue transferido a ella, el 14 de junio de 1962.
Sin embargo, no se lanzaría ningún otro GRAB (inicialmente previsto para julio), a la espera de solucionar los problemas de fiabilidad con los cohetes. El último vehículo se quedaría definitivamente en tierra, dejando paso al lanzamiento de los primeros ejemplares de la que sería la serie sucesora, llamada Poppy (básicamente un GRAB avanzado).

GRAB permanecería secreto hasta junio de 1998, cuando fue desclasificado coincidiendo con el 75 aniversario del Naval Research Laboratory.

Nombres

Lanzamiento

Hora (UTC)

Cohete

Polígono

Identificación

GRAB Dummy

13 de abril de 1960

12:02:36

Thor-Ablestar (AB002?)

Cabo Cañaveral LC17B

1960-Gamma 3

GRAB-1 (GREB-111) (Solrad-1)

22 de junio de 1960

05:54

Thor-Ablestar (AB003?)

Cabo Cañaveral LC17B

1960-Eta 2

GRAB-2 (Solrad-2)

30 de noviembre de 1960

19:50

Thor-Ablestar (AB006)

Cabo Cañaveral LC17B

-

GRAB-3 (Solrad-3) (GRAB-2)

29 de junio de 1961

04:22

Thor-Ablestar (AB008)

Cabo Cañaveral LC17B

1961-Omicron 2

GRAB-4 (Solrad-4A)

24 de enero de 1962

09:30

Thor-Ablestar (AB010)

Cabo Cañaveral LC17B

-

GRAB-4B (Solrad-4B)

26 de abril de 1962

-

Scout X-2 (S111)

Point Argüello LC-D

-










Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress