Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 8 abril 2011
Demografía

La bomba demográfica y cómo la sobrevivimos

La población humana del mundo llegará a los 7.000 millones de personas este año lo cual ha reavivado las preocupaciones acerca de si el planeta enfrentará pronto una gran crisis demográfica.

“A pesar de cincuenta años de crecimiento de población más rápido del que se tenga registro, el mundo se las ha arreglado notablemente bien para producir comida suficiente y para reducir la pobreza”, dijo el economista de la Universidad de Michigan, David Lam, en su disertación presidencial ante la reunión anual de la Asociación de Población de Estados Unidos.

Lam es profesor de economía y profesor investigador en el Instituto de Investigación Social (ISR) de la UM. Su discurso se titula “Cómo el mundo sobrevivió a la bomba demográfica: Lecciones de cincuenta años de excepcional historia demográfica”.

En 1968, cuando el libro de Paul Ehrlich “La bomba de población” levantó alarma acerca del impacto de una población mundial en crecimiento rápido, las tasas de crecimiento eran de alrededor del dos por ciento, y la población mundial se duplicó en los 39 años entre 1960 y 1999.

Según Lam eso es algo que jamás antes había ocurrido y jamás ocurrirá nuevamente.

“No hay virtualmente dudas de que las tasas de crecimiento de la población mundial seguirán disminuyendo”, dijo Lam. “La tasa es tan alta solamente debido el ímpetu de población por el cual hay muchas mujeres en edad reproductiva en los países en desarrollo como resultado del rápido crecimiento de la población en las décadas anteriores”.

Lam analizó una variedad de factores que se han combinado para reducir el impacto de los incrementos de la población. Entre las fuerzas económicas citó la llamada “revolución verde”, iniciada por el ganador de Premio Nobel, Norman Borlaug, que acrecentó la producción mundial de alimentos per cápita en un 41 por ciento entre 1960 y 2009.

“Hemos travesado períodos de tasas de crecimiento absolutamente sin precedentes”, señaló, añadiendo que “sin embargo la producción de alimentos creció aún más rápido que la población, y las tasas de pobreza bajaron sustancialmente”.

[Img #1875]La capacidad de las ciudades para absorber el crecimiento de la población mundial es otra de las razones principales por las cuales el mundo pudo aumentar al doble su población humana en los últimos cuarenta años sin que hubiese hambrunas o aumentara la pobreza, según dijo Lam al grupo. Junto con la urbanización Lam señaló el impacto de la disminución continua de la fertilidad y el incremento de las inversiones en la educación y el bienestar de los niños.

Los trabajos hechos por Lam en Brasil con la demógrafo social Leticia Marteleto, del ISR, muestran un incremento medio de 4,3 años de educación escolar entre los jóvenes de 16 a 17 años de edad desde 1960 a 2000.

“Este incremento involucra, claramente, mucho más que meras reducciones en el tamaño de la familia”, apuntó Lam. “Por ejemplo los niños con diez hermanos o hermanas en 2000 tenían una asistencia escolar más alta que los niños con un hermano en 1960”.

“No existe un Norman Borlaug de la educación para explicar cómo ha mejorado tanto la educación escolar en gran parte de los países en desarrollo durante un período en el cual la población en edad escolar a menudo crecía un tres o un cuatro por ciento anual”, añadió. “Éste es uno de los logros de los últimos cincuenta años que merece que lo señalemos y nos asombremos por él”.

En conclusión, dijo Lam al grupo, “los problemas que encaramos son enormes. Pero son realmente nada comparados con los problemas que enfrentábamos en los años sesenta”. (Fuente: U. Michigan)


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress