Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Jueves, 14 abril 2011
Psicología

Vida nocturna y apuestas; dormir poco conduce a una percepción distorsionada de ciertas clases de riesgo

Tratar de tomar decisiones habiendo dormido muy poco, o tras pasar una noche en blanco, puede conducir en algunos casos a un optimismo excesivo, marcado por una percepción mermada de los riesgos, según se desprende de los resultados de un nuevo estudio.

Los investigadores, de la Universidad Nacional de Singapur y la Universidad Duke en Estados Unidos, mostraron, valiéndose de escaneos cerebrales mediante resonancia magnética funcional por imágenes, que una noche de privación del sueño conduce a un aumento de la actividad cerebral en las regiones del cerebro que evalúan los posibles resultados positivos de los actos, mientras que al mismo tiempo, esta privación conduce a una disminución de la actividad en las áreas cerebrales que procesan los posibles resultados negativos de los actos.

El equipo de los doctores Michael Chee y Scott Huettel constató que las personas privadas del sueño en el estudio, tendían a tomar decisiones marcadas por las expectativas de lograr ganancias monetarias, y eran menos propensos a tomar decisiones que mitigasen el riesgo de sufrir pérdidas económicas. Si bien esto no se cumplió con todos los sujetos, la tendencia fue notable.

Ya se demostró tiempo atrás que dormir menos de lo necesario afecta a nuestra capacidad para tomar decisiones, pero esto a menudo se ha atribuido a los efectos que el dormir poco tiene sobre la atención y sobre la memoria.

Éste es el primer estudio que demuestra que la privación del sueño puede cambiar la forma en que el cerebro juzga los valores económicos de los actos, independientemente de sus efectos en el grado de atención que es capaz de mantener el individuo que ha dormido poco.

Este efecto que potencia las expectativas sobre las ganancias económicas y mitiga las relativas a las pérdidas puede ser especialmente peligroso en actividades como por ejemplo los juegos en los que se apuesta dinero, tal como advierten los investigadores. En ese sentido, las personas que juegan en casinos a altas horas de la noche, habiendo dormido muy poco, están luchando no sólo contra las leyes del azar, sino también, como enfatiza Vinod Venkatraman del equipo de investigación, contra esa percepción mental distorsionada que les lleva a otorgar mayor relevancia a las posibles ganancias que al impacto de las pérdidas potenciales.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress