Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 20 diciembre 2013
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (226): ALSEP

ALSEP

Instrumento; País: EEUU; Nombre nativo: Apollo Lunar Surface Experiments Package

El principal objetivo del programa Apolo consistiría en enviar hombres a la superficie de la Luna y devolvernos sanos y salvos de nuevo a la Tierra. Esta sería en gran medida una meta política y de prestigio, pero lógicamente los científicos debían jugar un papel importante en tan histórica misión. Desde 1962, las propuestas al respecto ya hablaban de la inclusión de un paquete de instrumentos para efectuar investigaciones selenológicas, que permitiesen explorar el interior, la superficie y la atmósfera de la Luna.

Dado que dicho paquete instrumental debería ir a bordo del Módulo Lunar (LEM), sus características dependerían de la capacidad de carga de este último. Mientras el LEM era desarrollado, la Office of Space Sciences and Applications comenzó a diseñar el paquete científico. Se esperaba que no pesara más de 113 Kg y que no ocupara más de 0,42 metros cúbicos de volumen. Hacia mayo de 1965 se hizo una lista preliminar de experimentos para el que inicialmente se llamaría LSEP (Lunar Surface Experiments Package). Debería ser autoalimentado y llevaría como mínimo un sismómetro pasivo, un gravímetro, detectores de radiación y de impactos, un analizador de la atmósfera, etc. Debería ser alimentado con un generador de radioisótopos. En 1966 se dieron a conocer los científicos que se ocuparían de los siete instrumentos. Pero dado que la configuración del paquete podría variar de una misión a otra, éste fue rebautizado en general como Apollo Lunar Surface Experiments Package (ALSEP).

[Img #17298]
La compañía Bendix fue elegida en marzo de 1966 para construir cuatro ALSEPs. Sus ingenieros integrarían los diversos instrumentos en cada paquete. El primero debía ser entregado en julio de 1967, de modo que pronto hubo problemas de retrasos. Algunos instrumentos no estaban aún listos, como tampoco el generador de radioisótopos (RTG), cuya carcasa resultó estar demasiado caliente y podía poner en peligro la seguridad de los astronautas que debían instalarlo.

Todos estos problemas impedirían que el primer ALSEP viajara en el Apolo-11, la primera misión tripulada de alunizaje. El escaso tiempo disponible en la superficie para esta última, además, hizo recomendar la espera. En su lugar se prepararía el EASEP (Early Apollo Scientific Experiments Package), más pequeño y compacto, que debería exigir menos trabajo por parte de los astronautas, ocupados en recoger muestras de rocas y tomar fotografías durante una salida extravehicular de apenas 3 horas (el ALSEP necesitaría más de 2 horas para ser montado). El EASEP fue construido también por Bendix, e incluiría un retrorreflector láser para medir la distancia Tierra-Luna, un sismómetro alimentado con células solares, y un analizador del viento solar. El EASEP voló, en efecto, durante la histórica misión Apolo-11, en julio de 1969.

[Img #17299]
En cuanto al ALSEP, fue incluido en las misiones siguientes (Apolo-12 a 17), y fue desplegado en todas excepto la Apolo-13, que no pudo alunizar. El paquete fue transportado en la zona de equipos del Módulo Lunar, en dos partes. Una era el paquete propiamente dicho, y la otra una parte del RTG, el sistema de orientación de la antena y uno o dos experimentos. Un total de 15 experimentos volaron a lo largo de las misiones. Algunos funcionaban de forma conjunta, y otros eran situados en zonas diferentes para no interferirse.

Los instrumentos operarían incluso después del despegue y retorno a casa de los astronautas. Sus resultados serían transmitidos a la Tierra mediante sus antenas de comunicaciones. Los científicos también podían enviar órdenes hacia ellos. Sus generadores de radioisótopos les proporcionarían electricidad durante bastante tiempo, hasta que el 30 de septiembre de 1977 fueron todos apagados debido a la falta de fondos, la decadencia del sistema de suministro eléctrico y la necesidad de reutilizar las instalaciones de recepción de datos para otros programas. Sin embargo, los retrorreflectores enviados a la Luna, que no necesitaban alimentación eléctrica, aún pueden ser utilizados por los científicos en la actualidad.

[swf object]




Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress