Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 23 diciembre 2013
Ingeniería

¿El automóvil volador del futuro?

En muchas historias de ciencia-ficción aparecen vehículos del tamaño de automóviles que pueden circular como tales pero que también son capaces de volar, despegando y aterrizando verticalmente en casi cualquier sitio, como por ejemplo la azotea de un edificio.

La empresa Terrafugia, sobre la cual ya hablamos recientemente en NCYT de Amazings (http://noticiasdelaciencia.com/not/8889/) con motivo de la inminente comercialización de su automóvil-avioneta Transition, está ya iniciando las labores de diseño de un nuevo vehículo del mismo tipo pero mucho más avanzado. Tanto por su aspecto como por sus prestaciones, este nuevo coche-avión, el TF-X, se parece a los citados vehículos de la ciencia-ficción.

Basándose en su experiencia con el programa Transition, Terrafugia ha comenzado estudios de viabilidad de un automóvil volador eléctrico híbrido, con cuatro plazas, y capacidad de despegue y aterrizaje en vertical. Este vehículo incorporará además sofisticados sistemas inteligentes. La idea es fabricar un auto volador más versátil, más fácil de maniobrar y con un grado aún mayor de seguridad y de comodidad.

[Img #17323]
Gracias a los ambiciosos rasgos de diseño, y sobre todo a los sistemas inteligentes de a bordo, los responsables del proyecto están seguros de que conducir un vehículo TF-X será estadísticamente más seguro que conducir un automóvil moderno. Por ejemplo, los vehículos TF-X podrán evitar automáticamente a otros vehículos aéreos, frentes tormentosos y espacios aéreos restringidos y/o controlados desde torres de aeropuertos. Los TF-X tendrán un sistema de paracaídas para todo el vehículo que puede ser activado por el piloto en caso de emergencia si éste considera que el TF-X no es capaz de realizar un aterrizaje automático. Si el piloto de un TF-X declara estado de emergencia (con lo que se notificará automáticamente a las autoridades sobre la situación), el TF-X puede tomar tierra en zonas de aterrizaje a las que normalmente no se autoriza la entrada de aeronaves ajenas.

[Img #17324]
En el caso contrario, es decir, si el piloto está inconsciente o incapacitado, el TF-X realizaría automáticamente un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto más cercano.

[Img #17325]
En cuanto a la facilidad de manejo, los diseñadores del vehículo estiman que aprender a pilotar con seguridad un TF-X no debería llevarle a un conductor promedio más de cinco horas. Ello se debe a las muchas funciones automáticas que posee el sistema de control del vehículo. El propio TF-X puede ayudar al usuario a planificar el viaje que desea hacer: Antes de despegar, el piloto selecciona una zona principal de aterrizaje para su destino y zonas de aterrizaje de respaldo. Si el TF-X calcula que no hay suficiente energía a bordo para el caso de que tuviera que cancelar el plan en el último momento en los dos primeros sitios y viajar y aterrizar con seguridad en el tercero con una reserva de 30 minutos, o si la previsión del tiempo para cualquiera de las tres zonas de aterrizaje está fuera de los límites permisibles, o si alguna de las zonas de aterrizaje seleccionadas está en un espacio aéreo restringido temporalmente, no permitirá al piloto despegar hasta que se seleccionen zonas de aterrizaje adecuadas.

El TF-X tendrá una autonomía de viaje de al menos 800 kilómetros (500 millas). Al igual que el Transition (su predecesor), el TF-X podrá caber en una plaza de garaje estándar, y cumplirá con las normativas de circulación por carretera.

Se espera que el desarrollo del TF-X tome entre 8 y 12 años.

Estudios anteriores han indicado que invirtiendo lo suficiente en la producción a gran escala, es posible que el precio final del TF-X pueda llegar a estar a la par del de los automóviles de lujo de gama alta de la actualidad. A medida que aumente la demanda, seguramente serán desarrollados nuevos materiales y nuevos procesos de fabricación, y el precio podría bajar aún más a largo plazo.

Terrafugia es una compañía aeroespacial de creciente popularidad, fundada por pilotos ingenieros del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) en Cambridge, Estados Unidos.

Información adicional

[swf object]

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress