Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Viernes, 10 enero 2014
Astronomía

Observan el Cúmulo de Virgo con una resolución cien veces mayor

La tecnología permite a los astrónomos observar el cielo en distintas ondas del espectro según lo que están buscando. Así lo hacen en el óptico -lo que ve nuestro ojo- o en el infrarrojo y el ultravioleta cercanos, entre otros, todos ocultos a la visión humana. En cada uno de ellos, los científicos pueden ver cosas distintas, desde astros en forma directa, hasta la radiación de objetos muy lejanos o que están detrás de nubes de polvos estelares.

Pero un grupo de investigadores, encabezados por los astrónomos del Instituto de Astrofísica de la Universidad Católica (Chile) Thomas Puzia, académico, y Roberto Muñoz, posdoctorado, llevaron las técnicas de observación un paso más allá. Combinando datos obtenidos en el óptico, el infrarrojo cercano y el ultravioleta cercano del Cúmulo de Virgo, no sólo lograron ver galaxias mil veces más débiles que las detectadas con la mejor observación que había hasta ahora, sino también pudieron reconocer todo lo que está delante y detrás de la estructura. Algo que nadie había logrado hacer antes. El trabajo fue publicado en la revista Astrophysical Journal Supplement Series.

“En el equipo de trabajo teníamos la intuición de que, al combinar estas tres bandas del espectro electromagnético, lograríamos distinguir las diferentes estructuras presentes en el cúmulo de Virgo”, explica Roberto Muñoz.

Sumando más de 1000 horas de observación, el equipo estudió la zona central del cúmulo y pudo determinar la edad promedio y metalicidad de las galaxias. Hasta ahora se había podido identificar sólo las galaxias más brillantes y de mayor tamaño.

[Img #17655]
Montaje fotográfico de cómo se vería el cúmulo de galaxias de Virgo desde el observatorio Mauna Kea en Hawai. (Crédito: The Next Generation Virgo Cluster Survey/ Jean-Charles Cuillandre)

Pero para su sorpresa, agrega Thomas Puzia, no sólo pudieron ver lo que pasaba en el cúmulo mismo sino también todo lo que hay en su dirección. “Logramos hacer una especie de tomografía del espacio. Si bien nuestro objetivo era estudiar el Cúmulo de Virgo, lo que obtuvimos fue la información detallada y diferenciada de los distintos grupos o capas de objetos que hay en la dirección que apuntamos el telescopio”, explica el docente UC.

Así, el equipo logró obtener los detalles de las estrellas de nuestra galaxia -que están entre nosotros y el cúmulo-, y los objetos detrás de éste -galaxias bastante lejanas-.

Para lograr este trabajo titánico, dice Roberto Muñoz, debieron idear una nueva estrategia de observación. La dificultad de observar el cielo en el infrarrojo cercano es que como hay tanto brillo -y éste varía tanto en minutos-, los instrumentos sólo pueden enfocar el objeto de interés por pocos segundos y luego el telescopio debe moverse hacia una región más vacía del Universo para calibrar las observaciones. Con esta nueva técnica, el equipo optimizó todos esos tiempos muertos donde no se hace ciencia y logró obtener la suficiente información de los hallazgos anteriormente descritos.

“Este estudio sentará las bases para el diseño de las nuevas generaciones de instrumentos y surveys astronómicos, y cambiará la forma en que estudiamos los objetos celestes presentes en nuestra galaxia y el Universo local”, termina Thomas Puzia. (Fuente: UC/DICYT)


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress