Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 13 enero 2014
Ecología

Secuelas en delfines del vertido de petróleo de la Deepwater Horizon

Los delfines de la especie Tursiops Truncatus, conocidos popularmente como delfines de nariz de botella entre otros nombres, que habitan las aguas de la Bahía de Barataria, en Luisiana, Estados Unidos, presentan daños pulmonares y anomalías hormonales que no han sido vistas en otras poblaciones de delfines, según los resultados de una nueva investigación. El vertido de petróleo de la Deepwater Horizon, desencadenado en 2010, cuando se produjo un reventón en el Pozo Macondo, en el que estaba trabajando dicha plataforma petrolera, afectó gravemente a la zona del Golfo de México, incluyendo a la Bahía de Barataria.

Los resultados de este nuevo estudio aportan las primeras evidencias inequívocas de que los delfines que habitan en áreas fuertemente contaminadas de petróleo están exhibiendo lesiones que concuerdan claramente con los efectos observados en estudios de laboratorio sobre mamíferos expuestos a los hidrocarburos del petróleo.

Esta nueva investigación realizada sobre la salud de los delfines indica que los efectos adversos observados en la Bahía de Barataria son notables y probablemente acortarán su vida y mermarán su capacidad reproductiva.

Un total de 29 de entre una muestra poblacional de 32 delfines en la Bahía de Barataria fueron sometidos a minuciosos exámenes físicos y médicos, incluyendo análisis ultrasónicos para evaluar su condición pulmonar.

[Img #17664]
Casi la mitad (48 por ciento) de los delfines examinados recibió de los científicos un pronóstico reservado o peor. Al 17 por ciento de los delfines se le diagnosticó un estado precario o grave de salud, lo que significa que los delfines difícilmente sobrevivirán.

Estos resultados son muy distintos a los obtenidos en análisis hechos a los delfines de la Bahía de Sarasota, en Florida, una región que no está contaminada por el derrame de la Deepwater Horizon. Para Lori Schwacke, coautora del estudio, científica de la NOAA (Administración Nacional estadounidense Oceánica y Atmosférica) y veterana de varios estudios similares sobre la salud de los delfines, lo revelado por la nueva investigación es muy preocupante: "Nunca he visto un porcentaje tan elevado de animales muy enfermos".

Los investigadores encontraron que las lesiones pulmonares de grado entre moderado y severo eran cinco veces más probables en los delfines de la Bahía de Barataria. También comprobaron que el 25 por ciento de los delfines de dicha bahía presentaba un peso corporal inferior al normal, y que la población en su conjunto tenía niveles anormalmente bajos de ciertas hormonas.

Los investigadores examinaron hipótesis alternativas sobre la causa de la enfermedad de los delfines, incluyendo la exposición a otras sustancias químicas artificiales, que se han encontrado previamente en altas concentraciones en mamíferos marinos y que también están asociados con efectos nocivos para la salud. Las muestras tomadas de los delfines de la Bahía de Barataria mostraron, sin embargo, concentraciones relativamente bajas de ese conjunto alternativo de compuestos químicos, en comparación con las concentraciones medidas en otras poblaciones costeras de delfines.

La catástrofe de la Deepwater Horizon aparece, por tanto, como la única causa del grave deterioro de salud sufrido por los delfines de la Bahía de Barataria.

En la investigación han trabajado numerosos especialistas, de instituciones estadounidenses como por ejemplo la Universidad de Connecticut en Storrs, la de Tennessee en Knoxville, la Universidad Médica de Carolina del Sur en Charleston, la Universidad Cornell en Ithaca, Nueva York, y el Departamento de Fauna, Flora y Pesca del Estado de Luisiana.

Información adicional

[swf object]
Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress