Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 13 enero 2014
Neurología

Las funciones ocultas de las células microgliales en el cerebro

Hasta hace poco, las investigaciones daban casi todo el peso del funcionamiento cerebral a las neuronas. Durante más de un siglo, se creyó que estas células capaces de ser excitadas eléctricamente eran las únicas implicadas en el procesamiento de información que hace del cerebro una máquina tan maravillosa, mientras que a las células gliales, que constituyen casi la mitad del volumen del cerebro, se las consideraba un mero relleno que proporcionaba apoyo y protección a las neuronas pero que carecía de una función vital alguna en el procesamiento de la información. De hecho, se les llamó así por la palabra griega "glia" (pegamento), precisamente porque se las consideraba muy poco sofisticadas, a la altura del pegamento.

Del importante papel de los astrocitos, una de las clases de células gliales, ya hablamos en NCYT de Amazings en un artículo (http://noticiasdelaciencia.com/not/5456/) publicado el 24 octubre de 2012, con ocasión de la presentación de los resultados de una investigación reveladora al respecto. Ahora, un nuevo estudio profundiza en el importante papel de otro tipo de célula glial.

Las misteriosas células cerebrales conocidas como células microgliales están empezando a revelar sus secretos gracias a una investigación realizada en el Instituto Weizmann de Ciencia en Israel.

[Img #17665]Las células microgliales son células inmunitarias que se encargan de la protección del cerebro en caso de una lesión o enfermedad, engullendo restos celulares o microbios. Pero ejercen además otra función: En los últimos años, se ha encontrado que participan en la remodelación y mantenimiento de las redes neuronales, al podarlas mediante la eliminación de sinapsis sobrantes del desarrollo embrionario. Las sinapsis son los puntos de contacto que permiten a las neuronas transmitir señales.

Las células microgliales probablemente también están implicadas en la remodelación de las sinapsis durante los procesos de aprendizaje y creación de recuerdos en el cerebro adulto. Se cree que los defectos en las células microgliales contribuyen a diversas enfermedades neurológicas, entre ellas la enfermedad de Alzheimer y la esclerosis lateral amiotrófica, una dolencia degenerativa neuromuscular, conocida también como enfermedad de Lou Gehrig. Un conocimiento lo bastante profundo de cómo las células microgliales operan a escala molecular podría permitirles a los científicos desarrollar nuevas terapias para esas dolencias.

Hace más de una década, el profesor Steffen Jung, del Instituto Weizmann de Ciencia, desarrolló un modelo de ratón transgénico que permitió por primera vez a los científicos ver a las muy activas células microgliales en un cerebro vivo. Ahora Jung ha dado un nuevo paso crucial: Su laboratorio ha desarrollado un sistema para investigar las funciones de estas células.

Estos científicos han dotado a ratones con un interruptor o conmutador genético: Una enzima que puede reorganizar pedazos del ADN marcados previamente. Este interruptor es activado por un fármaco. Cuando el ratón recibe el fármaco, la enzima realiza una manipulación genética, por ejemplo desactivar un gen particular. El interruptor está diseñado de manera que, a largo plazo, sólo actúa sobre las células microgliales, y no sobre otras células del cerebro o del resto del organismo. De esta manera, los investigadores pueden ver cuáles son exactamente los trabajos que llevan a cabo las células microgliales, y cuáles son las funciones específicas de diferentes genes en su mecanismo de acción.

El equipo de Jung, Yochai Wolf, Diana Varol y Simon Yona, en colaboración con el grupo de Marco Prinz en la Universidad de Friburgo en Alemania, utilizó recientemente este sistema para examinar el papel de un gen asociado a la inflamación que es expresado por las células microgliales. Los investigadores encontraron que estas células, en ciertas circunstancias, contribuyen a una enfermedad en los animales que es equivalente a la esclerosis múltiple.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress