Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 15 enero 2014
Astronomía

Buscar agujeros negros en galaxias desde casa

¿Tiene una tableta o un ordenador portátil y dispone de conexión a internet? Pues ya posee todo el instrumental necesario para poder descubrir agujeros negros en el cosmos sin moverse de su cómodo sofá.

Un grupo internacional de investigadores, incluyendo astrónomos de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, ha puesto en marcha un nuevo proyecto de "ciencia ciudadana", llamado Radio Galaxy Zoo (radio.galaxyzoo.org), que permite que cualquiera pueda convertirse en un explorador cósmico.

Examinando de manera bastante sencilla imágenes del cielo en longitudes de onda de la banda infrarroja y de la de radio, los usuarios pueden ayudar a identificar qué galaxias poseen agujeros negros supermasivos activos. Los datos infrarrojos proceden del satélite WISE de la NASA, mientras que los datos de radio son del observatorio Karl G. Jansky VLA en Socorro, Nuevo México, Estados Unidos. En el futuro, las imágenes del proyecto incluirán los datos de los observatorios ATCA y ASKAP en Australia y del Telescopio Espacial Spitzer.

Un agujero negro es un objeto cuya gravedad es tan intensa que ni siquiera la luz puede escapar. Los agujeros negros supermasivos succionan la materia cercana, absorbiendo buena parte de ella, lo que les permite crecer hasta poseer una masa que puede ser de hasta varios miles de millones de veces la masa de nuestro Sol. En el proceso, ocasionalmente producen espectaculares chorros de material viajando casi tan rápido como la velocidad de la luz. Estos chorros a menudo no pueden ser detectados en luz visible, pero se perciben en representaciones gráficas de las emisiones de radio captadas por radiotelescopios.

Aunque todo esto puede parecer demasiado técnico para que el ciudadano corriente se ocupe de ello en un trabajo con utilidad científica, los astrónomos profesionales del proyecto aseguran que ayudar a identificar agujeros negros supermasivos es fácil.

[Img #17708]
"Se tarda aproximadamente un minuto para aprender lo que hay que hacer", asevera la astrónoma Julie Banfield, de la CSIRO (por las siglas del inglés "Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation") de Australia, y coordinadora por parte australiana del proyecto internacional. "Luego, al trabajar con las imágenes concretas, se tarda sólo unos pocos segundos en cada una, tal vez un par de minutos para aquellas realmente difíciles. Usted sólo tiene que hacer coincidir un par de fotos y buscar aquello que usted piensa que es una galaxia en su centro".

Se calcula que la cifra total de radiofuentes a analizar será de 20 millones. La búsqueda de patrones en los datos por parte de una cantidad lo bastante alta de voluntarios es la clave para la viabilidad del proyecto y para conseguir encontrar estos agujeros negros.

Con el fin de comprender mejor cómo se forman y cómo evolucionan estos agujeros negros con el paso del tiempo, los astrónomos necesitan observar a muchos de ellos en diferentes etapas de su ciclo de vida. Para lograr esto, los astrónomos necesitan la ayuda del público para identificar el mayor número posible de pares (de agujeros negros y chorros) y asociarlos con sus respectivas galaxias que los albergan. Con una muestra "poblacional" lo bastante grande de agujeros negros en sus galaxias, obtenida mediante esa colaboración ciudadana, los astrónomos pueden seleccionar agujeros negros en las diferentes etapas de interés y forjar así un conocimiento más fiable y detallado sobre los orígenes de este singular tipo de astros.

Las personas que decidan participar en el proyecto serán parte de una comunidad de casi un millón de personas que trabajan en "Zooniverse", un conjunto de proyectos de ciencia ciudadana, que abarca desde las formas de las galaxias hasta datos sobre el cáncer, pasando por las canciones de las ballenas.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota que forman parte del el equipo científico de Radio Galaxy Zoo, incluyen a Lawrence Rudnick, Lucy Fortson y Kyle Willett.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress