Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 18 abril 2011
Ingeniería

El secreto de la resistencia insólita de un edificio de la Antigua Roma

Hace casi 1.900 años, los romanos construyeron lo que sigue siendo la cúpula de hormigón no armado más grande del mundo: el Panteón de Roma.

El secreto de esta asombrosa longevidad, un secreto que quizás no sabían ni siquiera los ingenieros de la época del Emperador Adriano, fue la colocación y posterior endurecimiento, desde dentro hacia fuera, del hormigón ligero utilizado para construir la cúpula.

Este proceso fortalece el material, mejora su durabilidad, su resistencia a agrietarse, y otras propiedades; un resultado que hace que en la actualidad el Panteón siga siendo utilizado para acontecimientos especiales.

Paradójicamente, sólo en la última década ha comenzando esta técnica a tener una acogida significativa en las grandes infraestructuras del mundo moderno.

Esta técnica se utiliza cada vez más en la construcción de tableros de puentes, aceras, estructuras de aparcamientos, tanques de agua y cocheras de trenes, tal como queda reflejado en un informe que sobre la situación actual de esta nueva (o vieja) tecnología del hormigón ha llevado a cabo un equipo de expertos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST por sus siglas en inglés), de Estados Unidos.

[Img #1993]
Según las estimaciones hechas en un estudio citado en dicho informe, los tableros de puentes construidos con hormigón de alto rendimiento, aplicado mediante esa técnica usada en el Panteón Romano, tendrán una vida útil de 63 años, casi el triple de los 22 años del hormigón convencional y un 50 por ciento más de los 40 años del hormigón de alto rendimiento pero aplicado con otra técnica.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress