Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 4 febrero 2014
Paleontología

Los fósiles de ‘Homo georgicus’ desvelan su dieta y enfermedades

Un equipo del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), en España, liderado por la investigadora del Grupo de Antropología Dental, Laura Martín-Francés, es portada de la revista Comptes Rendus Palevol con un artículo sobre restos fósiles mandibulares del cráneo 5, hallados en el yacimiento georgiano de Dmanisi, que desvela la dieta y enfermedades de Homo georgicus.

El análisis paleopatológico de la mandíbula y de los restos dentales de este individuo de un 1,8 millones de años, conocido como D2600, ha revelado signos de infección y dientes muy desgastados. Como explica Laura Martín Francés presentan un severo e inusual patrón de desgaste, “lo que nos llevó a realizar un estudio comparativo con otras especies del registro fósil, ya que observamos que éste era diferente al de australopitecinos, H. heildebergensis y neandertales”.

La hipótesis presentada sugiere que este patrón de desgaste estaría relacionado con una ingesta de alimentos fibrosos y abrasivos, como frutas y plantas y, por tanto, la dieta sería más parecida a la de chimpancés y gorilas.

[Img #18048]
“Este tipo de hábito alimenticio requiere procesos pre- y para-masticatorios que serían los causantes de la morfología del desgate de la dentición anterior y posterior”, señala Laura Martín-Francés.

En este estudio también se propone que la severidad del desgaste, producido por la dieta, habría sido el causante del resto de patologías observadas.

"Es decir, un desgaste tan acusado deja, por una parte, la cavidad pulpar expuesta a agentes infecciosos que habría derivado en los abscesos. Y, por otra parte, el mismo desgaste, la ruptura del esmalte, y las migraciones dentales afectan a la estabilidad de los movimientos masticatorios que llegaron a causar la degeneración de la articulación mandibular o artropatía temporomandibular”, explica Laura Martín-Francés.

De este artículo  también se ha hecho eco la revista Nature y es fruto de  un Convenio de Cooperación entre España y la República de Georgia, auspiciado por la Fundación Duques de Soria. (Fuente: Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana)

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress