Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 5 febrero 2014
Geología

Terremotos provocados por un colosal desprendimiento de tierras en una mina

Los desprendimientos de tierra son uno de los más peligrosos fenómenos geológicos de nuestro planeta, causando miles de muertes cada año y miles de millones de dólares en daños materiales. Muchos de los deslizamientos de tierra más grandes se desencadenan con pocas señales delatadoras previas que sirvan de advertencia de que se avecina una catástrofe. Debido a ello, es difícil evacuar preventivamente a la gente de las zonas afectadas, y a los geólogos les resulta difícil recopilar datos in situ de antes y después del desprendimiento que puedan utilizarse para conocer mejor el proceso por el que se produce un fenómeno de esta clase.

El 10 de abril de 2013, un derrumbe en la Mina del Cañón de Bingham, una mina de cobre a cielo abierto, propiedad de la compañía minera Kennecott Utah Copper, y situada en Utah, Estados Unidos, es una excepción importante.

La cuidadosa y constante vigilancia de las condiciones de la mina permitió identificar un lento desplazamiento del terreno antes del derrumbe. Esto permitió la evacuación exitosa y previa de la zona de la mina, y también alertó a los geólogos de la Universidad de Utah para permitirles monitorizar y estudiar con éxito este evento único.

[Img #18076]
La catástrofe, a la que se considera como el desmoronamiento no volcánico más grande en la historia de América del Norte, tuvo lugar durante dos episodios de desprendimiento, cada uno de ellos con una duración inferior a los dos minutos. Durante esos dos episodios de la catástrofe, unos 65 millones de metros cúbicos de roca, con una masa total de 165 millones de toneladas, se derrumbaron y deslizaron casi 3 kilómetros.

El equipo de Kristine Pankow, de la Universidad de Utah, ha presentado los resultados iniciales de su investigación acerca de este fenómeno tan inusual. Los análisis realizados por esta geóloga y sus colegas indican que el deslizamiento de tierra generó ondas sísmicas registradas tanto por instrumentos sísmicos ubicados cerca, como en los situados a más de 400 kilómetros de la mina. Examinando los detalles de estas señales sísmicas, encontraron que cada uno de los dos eventos de deslizamiento produjo ondas sísmicas equivalentes a las típicas de un terremoto con una magnitud de entre 2 y 3.

Curiosamente, aunque no hubo seísmos medibles antes de comenzar el desprendimiento de tierra, el equipo medió, bajo la mina, hasta 16 diferentes movimientos sísmicos con características muy parecidas a las de un terremoto "tectónico" normal. Estos terremotos pequeños (de magnitud menor a 2) se sucedieron en un lapso de 10 días tras el desmoronamiento masivo, y parecen denotar un caso raro de actividad sísmica provocada por un deslizamiento de tierra, en vez del caso más común donde un terremoto es lo que produce el desprendimiento de tierra.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress