Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 12 febrero 2014
Robótica

El robot húngaro Puli en acción

Diseñado para ser capaz de circular por la Luna y hacer allí trabajo científico, en el marco del Google Lunar XPRIZE, el robot Puli destaca sobre todo por desplazarse mediante elementos que no son ruedas ni tampoco patas, sino más bien algo intermedio. Puli completó recientemente una serie de pruebas de funcionamiento en un terreno muy parecido al lunar. Dicho terreno, gestionado por el Centro Espacial Internacional del Pacífico para Sistemas de Exploración (PISCES, por sus siglas en inglés), está ubicado en las laderas del Mauna Kea en Hawái. El suelo volcánico del terreno es ampliamente aceptado como uno de los análogos más cercanos al regolito lunar hallados en la Tierra.

Ésta no es la primera vez que Puli ha sido probado en lugares análogos a la Luna, ya que lo hizo por ejemplo meses atrás en un terreno de tales características en Marruecos. Sin embargo, en opinión de Tibor Pacher, jefe del proyecto, el campo de pruebas del PISCES ofrece el escenario más difícil y realista al que Puli se haya enfrentado hasta la fecha.

Durante las pruebas de campo, el robot Puli se desplazó a lo largo de 600 metros de suelo blando y suelto, similar al regolito lunar, y transmitió video y fotografías de alta resolución. Se verificó la movilidad del robot a través de varios terrenos análogos a la superficie de la Luna, con pendientes de hasta 40 grados en algunos puntos.

[Img #18195]
También se puso a prueba el software del Control de Misión, tanto para el robot como para un segundo vehículo que desempeñó el papel de nave de aterrizaje para la simulación. El Control de Misión para la simulación estaba situado en Budapest, Hungría.

Para merecer el Google Lunar XPRIZE, un equipo debe hacer aterrizar una nave robótica sobre la Luna y explorar su superficie, cubriendo una distancia de al menos 500 metros, además de transmitir a la Tierra video y fotos del punto de alunizaje, del viaje y del lugar de descanso final.

Información adicional




Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress