Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 26 febrero 2014
Astronáutica

Gran Enciclopedia de la Astronáutica (269): American Rocket Society

American Rocket Society

Asociación; País: EEUU; Nombre nativo: ARS

El interés por la cohetería y los viajes espaciales en Estados Unidos antes de la Segunda Guerra Mundial dio pie a la formación de varias asociaciones de aficionados y profesionales. Una de ellas, la American Interplanetary Society, se creó bajo el impulso de un grupo de fanáticos de la ciencia-ficción, cuyas historias “espaciales” estaban haciendo furor en esos  momentos.

Todo empezó en el restaurante Nino and Nella, en West Chelsea, New York, donde solían reunirse Gawain Edward Pendray y su esposa Leatrice, acompañados por varios amigos para discutir de tales temas y sus implicaciones en la exploración espacial. El matrimonio Pendray escribía para revistas de ciencia-ficción y fantasía, como Science Wonder Stories, y entre sus amistades estaban otros colaboradores de la revista y el propio editor, David Lasser. En esas reuniones, que solían proseguir en el apartamento de los Pendray,  se esbozaban nuevos argumentos y se habla del espacio en general.

Un 4 de abril de 1930, durante una de las reuniones, el grupo de amigos, por sugerencia de Lasser, decidió ir un poco más allá, y constituir una asociación dedicada a la astronáutica. Nacía así la American Interplanetary Society, con 12 miembros y con Leatrice como única mujer en la lista de fundadores. Lasser se convertiría en el primer presidente. Gracias a las revistas a las que tenían acceso, donde anunciaron su creación, muy pronto lograron nuevos miembros, alcanzándose una cifra de 100 personas al año siguiente.

[Img #18460]La AIS publicaría un boletín de cuatro páginas a partir de junio de 1930, en el que se difundirían noticias e información diversa sobre la astronáutica. El boletín se convertiría en la revista Astronautics en 1932, con la llegada de Pendray al cargo de presidente.

Buscando contactos, el matrimonio Pendray viajó a Europa para conocer a otros grupos similares. Una de las visitas transformó su visión del papel que debía jugar la AIS. Los compañeros de la VfR alemana les mostraron sus trabajos prácticos en el ámbito de los cohetes de propergoles líquidos, y los americanos llegaron a la conclusión de que las asociaciones de aficionados tenían la capacidad de aportar serios avances en este campo. De regreso a casa, propusieron inmediatamente iniciar un programa de desarrollo de cohetes, y no limitarse a la simple divulgación de la astronáutica.

Dicho y hecho, con la limitada información disponible pero con un gran entusiasmo, los miembros de la AIS pusieron manos a la obra. Pendray y Hugh F. Pierce construyeron un primer cohete basándose en el diseño del Repulsor alemán de dos varillas, con mucho material donado. En total, se gastaron 49,50 dólares. El vehículo fue presentado en sociedad el 18 de febrero de 1932. Después de múltiples verificaciones, el cohete fue sometido a una prueba estática el 12 de noviembre, la cual duró aproximadamente medio minuto. El motor funcionó bien, proporcionando un empuje de unos 27 Kg. La prueba se llevó a cabo en una granja cercana a Stockton, en Nueva Jersey. Por desgracia, no pudo ser lanzado posteriormente porque mientras trataban de montarlo, resbaló y cayó al suelo, golpeándose lo bastante fuerte como para no poder ser utilizado en un vuelo.

[Img #18459]El AIS número dos se construyó con algunas piezas del AIS-1, pero aún tardaría bastante en ser lanzado. Tuvieron que pedir permiso para el despegue, y éste finalmente pudo llevarse a cabo el 14 de mayo de 1933, desde Great Kills Park, Staten Island, Nueva York, ante un numeroso público. El vehículo midió casi 2 metros de alto y pesó al despegue entre 7 y 8 Kg. Se elevó con normalidad y alcanzó los 72 metros de altitud, pero después una válvula se bloqueó y el tanque del oxígeno estalló, acabando con él. Su motor sólo funcionó dos segundos. Acabó cayendo en la New York Bay, quedando todo inmortalizado en película cinematográfica.

El 6 de abril de 1934, la AIS cambiaba su nombre por el de American Rocket Society, en vista del mayor énfasis práctico de la sociedad. Tanto era así que ésta había reclutado muchos científicos e ingenieros, mientras que los aficionados y escritores de ciencia-ficción fueron abandonando el grupo.

En efecto, la labor de desarrollo de cohetes no se detendría ya, en busca de una constante mejora de diseños y de realizar experimentos, año tras año. Su labor era tan pionera que muchos de los participantes labraron aquí sus posteriores carreras como ingenieros en cohetería. De hecho, algunos de ellos, como James Wyld, Franklin Pierce, John Shesta y Lovell Lawrence, acabaron creando el 18 de diciembre de 1941 la empresa Reaction Motors, la primera estadounidense dedicada a construir motores de propergoles líquidos. La demanda de tales motores, por parte del Gobierno, sería crucial para este movimiento empresarial, ya que este último no podía comprar dicho material a personas, sólo a compañías. Sus motores equiparían a aviones famosos como los X-1 y X-15, o la primera etapa del cohete espacial Vanguard.

Mientras tanto, la ARS siguió con su labor de trabajo técnico. De 1945 a 1953 se publicó el Journal of the American Rocket Society, dedicado a divulgar este trabajo. En 1959, con el inicio de la era espacial, la sociedad había superado los 21.000 miembros. Por fin, el 31 de enero de 1963, la ARS se fusionaba con el Institute of the Aerospace Sciences, creando el actual American Institute of Aeronautics and Astronautics (AIAA), que en 2004 alcanzó los 34.000 miembros, muchos de ellos procedentes de todo el mundo.









Noticias relacionadas

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress