Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Martes, 4 marzo 2014
Microbiología

¿Ayuda microbiana espontánea para refrenar el calentamiento global?

Los intentos científicos de vaticinar los impactos del cambio climático han prestado poca atención a lo que le ocurrirá al carbono del suelo y a los microbios que controlan el destino de dicho carbono a medida que se calienta el planeta.

Un gramo de tierra es el hogar de mil millones de células bacterianas, representando por lo menos 4.000 especies diferentes. En comparación, el intestino humano es el hogar de una población con una diversidad de especies por lo menos 10 veces menor. Los científicos a veces no tienen ni idea de qué es lo que hacen exactamente los microbios en el suelo, cómo lo hacen, o cómo responden a los cambios ambientales. Esto limita las capacidades predictivas de los modelos climáticos.

Y por si fuera poco, para complicar las cosas, el 99,9 por ciento de los microbios que habitan el suelo no pueden ser cultivados en el laboratorio, obligando a los investigadores a estudiarlos en su propio hábitat, lo que suele limitar mucho el alcance y la profundidad de los estudios.

Un grupo de científicos, mediante una investigación sobre parcelas de terreno en Oklahoma, Estados Unidos, ha descubierto que un aumento de 2 grados centígrados en la temperatura del aire sobre la superficie terrestre provoca cambios significativos en el ecosistema microbiano que mora bajo tierra.

En comparación con parcelas de terreno a las que no se sometió a ese aumento de temperatura, las plantas en las parcelas más calurosas crecieron más rápido y alcanzaron mayores alturas, permitiendo una mayor incorporación de carbono al suelo cuando llegaban a su fase final y perecían. Ante este cambio, el ecosistema microbiano de debajo respondió alterando su ADN para mejorar su habilidad para ocuparse del exceso de carbono.

[Img #18563]
La imagen muestra las parcelas que fueron calentadas para simular el calentamiento climático previsto por los modelos. Los radiadores, en la parte superior, calentaban las parcelas de suelo hasta 2 grados centígrados por encima de la temperatura natural. (Foto: Mengting Yuan, Universidad de Oklahoma)

La conclusión que ha extraído de esto el equipo de Kostas Konstantinidis y Chengwei Luo, del Instituto Tecnológico de Georgia en Estados Unidos, es que parece que los microbios cambian genéticamente para tomar ventaja de la oportunidad que se les presenta.

Estos son los resultados que culminan un largo estudio de 10 años de duración, a cargo de científicos del citado instituto y de otras instituciones en Estados Unidos y en China, cuyo objetivo fue averiguar cómo responderá al cambio climático el ecosistema más intrincado de la naturaleza: el del suelo.

El estudio se realizó en parcelas de terrenos de un laboratorio de campo en Oklahoma. Dichos terrenos fueron usados años antes para la agricultura, pero llevaban tiempo sin ser destinados a tal uso.

Durante 10 años consecutivos, los científicos mantuvieron calentadas 2 grados centígrados por encima de su temperatura natural las parcelas de tierra mediante radiadores colocados a poca altura sobre el suelo. Esos 2 grados constituyen el aumento que muchos modelos climáticos pronostican que habrá registrado la temperatura global dentro de 50 años.

Los investigadores tomaron muestras de las plantas, midieron el contenido de carbono y el número de microbios en el suelo, y documentaron todos los cambios acaecidos en las parcelas cálidas con respecto a las normales. El equipo también extrajo ADN e identificó la composición genética y los cambios en los microbios que viven en el suelo, llegando a las citadas conclusiones.

Información adicional

Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress