Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 6 marzo 2014
Climatología

Confirman que la temporada de deshielo en el Océano Ártico dura cada vez más

Enviar por email
La temporada de deshielo a lo largo y ancho del Ártico se está prolongando en promedio cinco días por década, según una nueva investigación. Nuevos análisis de datos de satélite muestran que el Océano Ártico está absorbiendo cada vez más energía del Sol en verano, lo que lleva a una aparición cada vez más tardía de nuevo hielo marino en otoño. En algunas regiones, la congelación otoñal se está produciendo 11 días por década después de lo que era habitual.

Así se ha determinado en un estudio realizado por el equipo de Julienne Stroeve, una reputada experta que trabaja desde hace poco en el University College de Londres, Reino Unido, y que antes lo hizo en el Centro Nacional estadounidense de Datos de Hielo y Nieve, gestionado por la Universidad de Colorado en Boulder.

En general, la tendencia observada se traduce sobre todo en un final más tardío de la temporada de deshielo. Sin embargo, el momento del comienzo del deshielo influye fuertemente en cuánta energía del Sol será absorbida por el hielo y el mar. Esto a su vez se ve afectado por cuán reflectante sea la superficie. Las superficies muy reflectantes, como el hielo, tienen un albedo alto, por lo que reflejan de vuelta al espacio buena parte del calor que les llega. Las superficies menos reflectantes, como el agua líquida, tienen un albedo bajo, y absorben una parte más grande del calor dirigido hacia ellas.

[Img #18632]
Este mapa muestra los cambios en la temporada de deshielo a lo largo del último cuarto de siglo. Las áreas rojas contemplan temporadas de deshielo más largas, hasta 40 días a lo largo de todo el período. En unas cuantas áreas (mostradas en azul), la temporada de deshielo se ha acortado. (Foto: Julienne Stroeve / University College de Londres / Centro Nacional estadounidense de Datos de Hielo y Nieve)

Esto significa que incluso un pequeño cambio en la extensión del hielo marino en primavera puede llevar a que se absorba muchísimo más calor en verano, con la consecuencia de un comienzo sustancialmente más tardío de la congelación en otoño. Existe también un segundo efecto, y es que el hielo multianual (el que sobrevive a través del verano sin fundirse), tiene un albedo más alto que el hielo de un solo año que sólo cubre el mar en invierno. La proporción de hielo invernal en el Ártico que está formada por hielo multianual ha descendido desde alrededor del 70 por ciento a mediados de la década de 1980, hasta menos del 20 por ciento a fines de 2012, de manera que los cambios son bastante sustanciales.

Información adicional





Copyright © 1996-2014 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress