Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 25 abril 2011
Medicina

Tratar la depresión puede ayudar a mejorar la salud general de pacientes con diabetes

Frecuentemente la depresión y la diabetes van de la mano. La depresión puede ser un obstáculo importante para las personas que viven con diabetes porque hace menos probable que mantengan un programa de medicamentos o régimen de ejercicios.

Un equipo dirigido por investigadores del Sistema de Salud de la Oficina de Asuntos para Veteranos de Ann Arbor y el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan trabajaron para mejorar la salud de los pacientes diabéticos, abordando primero la depresión. El estudio evaluó un programa de un año de duración que comenzó con sesiones de terapia de comportamiento a través del teléfono realizada por una enfermera especialmente entrenada y más tarde pasó a un programa de caminatas.

Los resultados, publicados en la versión avanzada de Internet de Medical Care, mostró que la intervención fue exitosa en reducir la presión sanguínea de los pacientes, aumentar su actividad física en cuatro millas de caminatas a la semana y en un alivio de sus síntomas depresivos.

"La depresión es un asunto común y tratable en numerosas personas que padecen diabetes" dijo el autor principal del estudio John Piette, investigador en la Oficina de Asuntos para Veteranos y Profesor de Medicina Interna en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan. "Desgraciadamente la mayoría de las clínicas ocupadas no pueden ofrecer el nivel de cuidados intensivos que necesitan los pacientes. Este estudio muestra que la asesoría otorgada por teléfono puede mejorar el acceso de los pacientes a cuidado de depresión, mejorar su salud cardiovascular y a que empiecen a hacer ejercicios".

La terapia cognitivo–conductual ayudó a los participantes a enfrentar los pensamientos y conductas negativas que les hacían difícil controlar su diabetes y tomar decisiones de vida saludables, dijo Piette.

El componente de actividad física del programa, utilizó podómetros para ayudar a los pacientes a establecer metas para caminar y controlar su progreso. Junto con los beneficios físicos, el ejercicio también ayuda a mejorar el estado de ánimo.

La mayoría de los pacientes empezaron el estudio con un buen control del nivel de glucosa en la sangre. Aunque la intervención no se tradujo en una caída en A1C, una medida común del nivel de glucosa, los pacientes vieron una mejora de más de 4 puntos en su presión sanguínea sistólica, caminaron alrededor de media milla más diaria y expresaron tener una mejoría en su calidad general de vida.

[Img #2083]Al final del año, un 58 por ciento de los pacientes que recibieron la intervención tenían síntomas de depresión en remisión, comparados con un 39 por ciento que no recibieron asesoría.

"Los sistemas de salud deben considerar ofrecer rutinariamente psicoterapia telefónica estructurada dirigida a sus pacientes con diabetes y depresión", dice una de las principales autoras del estudio Marcia Valenstein, profesora asociada de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la UM e investigadora del VA. "Los pacientes con depresión y otras condiciones médicas crónicas funcionan mejor si su depresión es tratada primero y si se trata de abordar de manera sistemática a través de terapia telefónica, es posible que llegue a un gran número de pacientes que no pueden asistir personalmente a las citas tradicionales".

Métodos: 291 pacientes con diabetes tipo 2 y los síntomas depresivos significativos completaron el estudio, 145 recibieron la intervención, que consistió en 12 semanas de terapia cognitivo–conductual a través del teléfono, seguido por nueve sesiones mensuales "de refuerzo". Después de seis semanas, se introdujo un programa de caminatas basado en un podómetro. La depresión, afrontamiento y mediciones de la calidad de vida se tomaron con escalas estandarizadas. (Fuente: U. Michigan)


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress