Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Lunes, 25 abril 2011
Neurología

¿Qué ocurre, en las personas ciegas de nacimiento, con la parte del cerebro que se ocupa de procesar datos visuales?

En una comparación entre la actividad cerebral de personas que pueden ver y la de personas que son invidentes de nacimiento, se ha comprobado que la parte del cerebro que normalmente trabaja con los ojos para procesar la visión y la percepción visual del espacio puede reconfigurarse a sí misma para procesar información sonora.

La investigación la han llevado a cabo el Dr. Olivier Collignon del Centro de Investigación del Hospital Saint-Justine, dependiente de la Universidad de Montreal, y el Dr. Franco Lepore del Centro de Investigación de Neuropsicología y Cognición.

La investigación se basa en algunos estudios previos que mostraron que los invidentes tienen una capacidad mayor de lo normal para procesar los sonidos como parte de su percepción del espacio.

Aunque varios estudios han demostrado que las regiones occipitales de las personas ciegas de nacimiento participan en el procesamiento no visual, sólo recientemente se ha investigado si la organización funcional de la corteza visual observada en individuos que sí pueden ver se mantiene igual en las regiones occipitales reconfiguradas de las personas invidentes.

La corteza visual, como indica su nombre, se encarga del procesamiento de la visión. La poseen tanto el hemisferio derecho como el izquierdo del cerebro. Ambas cortezas visuales están ubicadas en la parte posterior del cerebro, que se conoce como lóbulo occipital.

El nuevo estudio revela que algunas regiones no requieren de experiencia visual para desarrollar una especialización en el procesamiento de la información espacial, y que están integradas funcionalmente en la red cerebral preexistente dedicada a esta capacidad.

La corteza visual puede reconfigurarse a sí misma para procesar información sonora.


Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress