Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Tienes activado un bloqueador de publicidad

Intentamos presentarte publicidad respetuosa con el lector, que además ayuda a mantener este medio de comunicación y ofrecerte información de calidad.

Por eso te pedimos que nos apoyes y desactives el bloqueador de anuncios. Gracias.

Continuar...

Miércoles, 2 abril 2014
Climatología

El papel térmico de los ríos en el deshielo veraniego del Océano Ártico

Valiéndose de datos satelitales para medir la temperatura de superficie en la masa de agua descargada en el gélido Mar de Beaufort por un río canadiense durante el verano de 2012, unos científicos han observado una súbita incorporación de aguas fluviales cálidas al mar. Estas aguas calientan con rapidez las capas más superficiales del océano, aumentando la fusión de hielo marino.

Este proceso que ocurre en el Ártico es muy distinto a lo que sucede en la Antártida, un continente helado sin grandes ríos. La capa de hielo en el Océano Antártico ha permanecido relativamente estable, mientras que el hielo del Océano Ártico ha estado menguando rápidamente durante la última década.

Así pues, los resultados del estudio realizado por el equipo de Son Nghiem, del JPL (Jet Propulsion Laboratory, o Laboratorio de Propulsión a Chorro) de la NASA en Pasadena, California, Estados Unidos, indican claramente que los ríos son eficaces transmisores de calor, trasladándolo a través de las vastas cuencas del Hemisferio Norte. Estas cuencas sufren el calentamiento continental en el verano, y una parte importante de la energía que reciben la liberan en el Océano Ártico, acelerando de esta forma la fusión del hielo de mar.

Pero los impactos de estas aguas cálidas se están incrementando debido a tres factores. En primer lugar, el volumen global del agua descargada por los ríos en el Océano Ártico ha aumentado. En segundo lugar, los ríos se están tornando más cálidos a medida que sus cuencas se calientan. Y en tercer lugar, la cubierta de hielo del Ártico es cada vez más delgada y fragmentada, por lo que resulta más vulnerable a la fusión rápida.

[Img #19102]
Conforme los ríos calientan con su aportación las aguas oceánicas, contribuyendo a una mayor pérdida del hielo Ártico, la superficie del mar pierde reflectividad (el hielo blanco refleja mejor la radiación solar que el agua, más oscura). Esta pérdida de reflectividad hace que el mar absorba una mayor cantidad de calor proveniente del Sol, lo que a su vez causa una aceleración aún mayor del proceso de fusión del hielo, estableciéndose así un círculo vicioso.

Información adicional





Copyright © 1996-2017 Amazings® / NCYT® | (Noticiasdelaciencia.com / Amazings.com). Todos los derechos reservados.
Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Todos los textos y gráficos son propiedad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial por cualquier medio sin consentimiento previo por escrito.
Excepto cuando se indique lo contrario, la traducción, la adaptación y la elaboración de texto adicional de este artículo han sido realizadas por el equipo de Amazings® / NCYT®.

Amazings® / NCYT® • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Depósito Legal B-47398-2009, ISSN 2013-6714 - Amazings y NCYT son marcas registradas. Noticiasdelaciencia.com y Amazings.com son las webs oficiales de Amazings.
Powered by FolioePress